La noche en vela con los héroes de la Décima

Casillas, en Cibeles
Casillas, en Cibeles |Telemadrid

Cientos de miles de aficionados pasaron la noche en vela en la Plaza de Cibeles esperando a los héroes de la Décima. A pesar de las altas horas de la madrugada, los aficionados aguantaron durante varias horas la llegada de los jugadores del Real Madrid procedentes de Lisboa.

La organización, como en ocasiones anteriores, montó una estructura alrededor de la figura de la diosa Cibeles para que los jugadores del Real Madrid, cuya llegada se produjo al filo de las 6 de la mañana, pudieran celebrar con la afición la conquista de la "Décima", aunque tan solo los dos capitanes, Iker Casillas y Sergio Ramos, pudieron subir a lo más alto para colocar banderas con los colores del Real Madrid sobre el cuello de la diosa.

Los aficionados esperaron pacientemente en un ambiente festivo y poblaron la céntrica plaza y el paseo de la Castellana prácticamente desde el pitido final del partido. Desde las 11 de la noche hubo cánticos, vítores y algarabía en el centro de la capital y, aunque la espera parecía eterna, los hinchas tuvieron su recompensa al filo del amanecer.