Los jugadores del Barça son puro teatro

Sergio Busquets tiene esa rara habilidad de provocar tarjetas a los jugadores rivales: es un auténtico especialista. Su mejor papel interpretativo fue años atrás ante el Inter de Milán cuando Motta fuez expulsado tras el altercado con Busquets.

El del Inter tocó en la cara al del Barça, pero también queda probado que el centrocampista del Barça hizo teatro para provocar la expulsión ya que el canterano. Una imagen vale más que mil palabras.

El que mejor lo explicó fue el propio Motta: "Controlo el balón y lo estoy mirando. Es un acto reflejo. Lo toco, pero es un gesto involuntario", comentó el interista, quien también dejó un 'recadito' a Busquets: "no es la primera vez, lo hace siempre", en referencia a su supuesto teatro en la expulsión.

ALVES, OTRO TEATRERO

El lateral brasileño del FC Barcelona Dani Alves es otro especialista en hacer de las suyas y siempre ante el Real Madrid. Uno de los 'clasicos' del clásico es ver al carrilero revolcándose por el suelo. Se recuerda cuando el lateral brasileño llegó pronto en un robo de balón tras un pase horizontal de Pepe. Alves se adelantó a Ramos y Casillas salió rápidamente para atajar el balón a su entrada en el área.

Sin embargo, el brasileño llegó detrás de la bola para meter el pie e intentar forzar el penalti. No hubo nada, pero Alves comenzó a retozar por el suelo y a quejarse al colegiado.

Más tarde, una pequeña falta de Xabi Alonso fue aprovechada por el carrilero para volver a revolcarse por el suelo ante la estupefacción del donostiarra. También demostró su calidad agrediendo a CR7 cuando estaba en el suelo con un pisotón en el costado.