Los hermanos Gasol rozan el 'triple-doble' en una noche victoriosa

Los hermanos Gasol desplegaron toda su versatilidad la pasada madrugada colaborando en los respectivos triunfos de sus equipos y rozando en ambos casos el 'triple-doble', Marc en la visita de Memphis Grizzlies a Sacramento Kings (86-97) y Pau en casa con Los Angeles Lakers frente a Detroit Pistons (114-99).

Los Grizzlies siguen enderezando su titubeante inicio de temporada y ya han equilibrado su balance (5-5) tras imponerse en el Sleep Train Arena al penúltimo clasificado de la Conferencia Oeste. El poderoso dúo interior formado por Marc Gasol (19 puntos, 8 rebotes, 9 asistencias) y Zach Randolph (22 puntos, 10 rebotes) volvió a carburar a pleno rendimiento para apabullar a los Kings bajo los aros (49-35 en rebotes).

Amparado por una primera parte muy seria, Memphis llegó a dominar por 20 puntos en el tercer cuarto, pero los suplentes de Sacramento, liderados por Travis Outlaw (18 puntos), batallaron hasta recortar la distancia a 3 (79-82) a falta de 7 minutos. Sin embargo, los Grizzlies apelaron a su mejor arma, la defensa, para abortar el intento de remontada y Randolph remató el triunfo en ataque.

Gasol, quien también fue protagonista por un golpe involuntario a Chuck Hayes que obligó a poner diez puntos al estadounidense junto a su ojo derecho, restó importancia a su buen partido. "No intento sumar rebotes, asistencias o puntos, solo intento ganar. Así juego y así jugaré siempre. No me preocupan las estadísticas", subrayó posteriormente.

También aprovecharon el duelo frente a un rival débil los Lakers, que superaron a los Pistons con otra gran actuación de Jordan Hill, autor de nuevas plusmarcas de su carrera en anotación (24) y rebotes (17). "Está jugando como nunca. Tiene talento y cada día es un jugador mejor", le alabó su técnico, Mike D'Antoni.

Un parcial de 16-0 entre el final del tercer cuarto y el inicio del último cimentó el triunfo angelino, al que colaboró Pau Gasol en todas las facetas del juego (12 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias). Tras un maratón de 12 partidos en apenas 20 días, los Lakers disfrutarán ahora de cinco días de descanso antes de recibir a Golden State Warriors.