El futuro de Griezmann le roba el protagonismo a la final de Lyon

El futuro de Antoine Griezmann, pretendido por el Barcelona, fue el tema más aludido en las ruedas de prensa del Día de Medios en el estadio Wanda Metropolitano con motivo de la final de la Liga Europa que el equipo disputará en Lyon (Francia) en una semana.

El porvenir del 7 francés del Atlético, que ya motivó ayer una carta del consejero delegado Miguel Ángel Gil en el que señalaba que en el club estaban "hartos de la actitud del Barcelona", marcó sobremanera el día de comparecencias ante los medios de comunicación requerida por la UEFA a los finalistas.

ACRIBILLADOS A PREGUNTAS

En total, doce preguntas sobre el delantero galo repartidas entre los ocho protagonistas que comparecieron: los futbolistas Gabi Fernández, Diego Godín, Koke, Diego Costa, Filipe Luis, Saúl Ñíguez y Fernando Torres, y el entrenador Diego Pablo Simeone.

De ellos, tan solo Torres y Godín no fueron cuestionados por el 'Principito' Griezmann, mientras que su compañero en el ataque, Diego Costa, fue el que más veces tuvo que pronunciarse sobre su pareja en la punta rojiblanca, hasta en cuatro ocasiones.

"Él es bastante grande y sabe que es una referencia, un ídolo y la afición le quiere. Yo tuve la felicidad de poder volver y estar aquí otra vez, por suerte", dijo el punta de Lagarto (Brasil), que señaló que "si se va no hay vuelta atrás", aunque su caso muestra lo contrario, ya que el hispanobrasileño se fue y regresó del Chelsea.

DIEGO COSTA: "YO ME QUEDO"

Las preguntas sobre Griezmann a Costa, que se pasó toda su comparecencia respondiendo sobre este tema, le hicieron acabar su intervención en tono de broma: "Yo me quedo, sabes que estoy muy bien, muy feliz y soy también importante para el equipo", zanjó.

El capitán del conjunto rojiblanco, Gabi Fernández, recordó que la decisión de un compañero sobre su futuro es algo que los compañeros "no pueden controlar" y de la que se lleva "todo el año hablando".

"No voy a entrar a valorar si es barato o caro Antoine. Para nosotros es un jugador muy importante y puede jugar en cualquier equipo del mundo. Queremos centrarnos en la final. Es la realidad. Llevamos todo el año hablando de Antoine, nos toca dar la cara en su situación y lo único que queremos es ganar el título", sentenció.

FILIPE LUIS: "ME PARECEN BARATOS 100 MILLONES POR GRIEZMANN"

Quien sí entró a valorar el valor de su compañero fue el brasileño Filipe Luis, que opinó que los 100 millones de euros de cláusula de rescisión que tendrá el jugador francés a partir del final de la presente temporada le parecen "baratos" y que lo serán aún más si Griezmann brilla en la final de la Liga Europa.

"Estoy seguro que Griezmann hoy por hoy es barato, parece que es imposible pagar 100 millones de euros por un jugador; pero hoy es barato, es una realidad (...) Se puede hacer más barato aún si hace una gran final y la gana", manifestó.

SAÚL: "LE VEO EXTRA-MOTIVADO"

Su compañero Saúl aseguró que le ve "extra-motivado" para esa final, no porque se juegue cerca de su ciudad (Macon), sino porque tiene "ganas de ganar un título con el Atlético de Madrid y ser importante en la final".

Para Koke es "un orgullo que un equipo tan grande como el Barcelona quiera a Griezmann", pero "la realidad" es que está en el Atlético y que quiere "ganar el título" con el Atlético, aunque manifestó que "no les gusta" que otros clubes "toquen a sus compañeros" porque quieren que "sigan todos los posibles".

SIMEONE: "A GRIEZMANN LE VEO BIEN"

El máximo responsable del vestuario, el entrenador argentino Diego Pablo Simeone, recurrió al reino animal para poner un símil, dijo que como los caballos él solo mira "al Getafe y a la final". "Después no miro nada, no escucho nada, me importa absolutamente el partido y todo lo que envuelve al equipo. A Griezmann lo veo bien, entrenándose como siempre y compitiendo como siempre", continuó.

"A mí me enseñaron en la vida que vos tienes que comportarte de una manera y que los demás elijan comportarse como quieran comportarse. Uno es libre como persona de manejarse como crea oportuno y elegir sobre todo lo que necesita hacer", finalizó Simeone, que terminó el entrenamiento abierto con un abrazo con Antoine Griezmann ante las cámaras de los medios de comunicación.