El efecto dominó de 'Mou', podría regresar al Real Madrid

Termina el año y el mundo de los banquillos está en llamas. El Chelsea abrió la veda con la destitución de José Mourinho. Y anunciará en breve su recambio. Suena Guus Hiddink. En Londres Abramovich manejó hasta cuatro nombres, mientras que los teléfonos de los grandes agentes europeos echaban humo.

Mourinho aún tiene ganas de entrenar al más alto nivel. La cuestión es si accede a continuar en la Premier League o da el salto a una selección nacional. Inglaterra sería una alternativa después de la Eurocopa. Portugal siempre ha estado en su reto, pero quizás a medio plazo.

MOVIMIENTO DE BANQUILLOS

Entretanto, se esboza ya a corto plazo un efecto dominó claro en los grandes clubes europeos. La salida de Pep Guardiola a final de temporada deja un hueco libre en el Bayern Munich. Carlo Ancelotti asumirá el puesto y el italiano encontraría hueco tras un año sabático después de salir del Real Madrid.

Pep, por su parte, encontraría acomodo en el Manchester City de donde saldría Manuel Pellegrini. Su relación con Ferrán Soriano y Txiki Beguiristain, ejecutivos del City, se antoja crucial para cambiar de aires a un nuevo proyecto.

¿Qué hará el Manchester United? Van Gaal tiene contrato en vigor, pero sus resultados, de momento discretos, marcarán el futuro de otra multinacional. A la espera del Real Madrid, del rumbo de los resultados que sume Rafa Benítez, en la sala de espera aguarda Zidane.

¿REGRESO A LA CASA BLANCA?

Desde el corazón madridista los rumores comienzan a extenderse como ganchos hacia el recién destituido Mou. de esta manera, Ramón Calderón, expresidente del Real Madrid, aventuró el regreso de José Mourinho al club blanco en su cuenta de Twitter instantes después de que se anunciara su despido oficial como mánager del Chelsea.

“Mou, más cerca del Madrid”. Sólo hay que solucionar algunas cosas y estará aquí”, dijo en inglés en su cuenta de Twitter, para después continuar en español: “Sin duda, la mejor noticia para [Florentino] Pérez en la situación más difícil que ha vivido como presidente. No podía encontrar mejor escudo. Me he limitado a dar mi opinión personal cuando he hablado del futuro de Mourinho”.

Es la última declaración sobre el polémico entrenador portugués, pero coincide con una crisis en el banquillo del Real Madrid tras la derrota en Villarreal. En una encuesta de AS.com, un 72 por ciento de la afición se decantaría por Zidane mientras que el 13 por ciento mantendría a Rafa Benítez en su puesto.

Esa ecuación se vería alterada si se sumara la incógnita de Mourinho, un entrenador que logró una Liga y una Copa del Rey y rehizo en otro momento de crisis al Madrid ante el mejor Barcelona, el de Pep Guardiola, pero que se marchó sin cumplir su contrato en junio de 2013 con el vestuario agotado.