El dominicano Edye Ruiz considera el título un "escalón más" en su carrera

El luchador dominicano Edye Ruíz, apodado 'La Sombra'
El luchador dominicano Edye Ruíz, apodado 'La Sombra'

El luchador dominicano Edye Ruíz, apodado 'La Sombra', aseguró que haberse proclamado este domingo en Ceuta campeón del mundo de K-1 de artes marciales mixtas, en la categoría de menos de 70 kilos, supone un "escalón más" en su carrera para alcanzar metas mayores.

En declaraciones a Efe, el luchador destacó que este éxito constituye su "primera victoria en un torneo" en su trayectoria "en un deporte que está mucho mejor" y en el que "cada año está subiendo más el nivel de competición", por lo que "es más complicado ganar".

"Ha sido un torneo muy bonito, de lo mejor a nivel nacional, y me he encontrado muy a gusto. Es un torneo complicado al ser tres peleas en la misma jornada, el nivel cada vez es mejor y eso implica combates más complicados, pero es gratificante lograr la victoria final", recalcó Edye 'La Sombra' Ruiz.

El dominicano se deshizo en los cuartos de final por K.O. del argentino Hichem Menaouine, en semifinales doblegó al español Sergio Sánchez, quien tuvo que abandonar por un golpe en la pierna derecha, y en la final ganó el título Mundial por decisión unánime ante el colombiano Christopher Mena, que aguantó los tres asaltos.

"Me encontré con los cruces que quería y por casualidad de la vida me han tocado los rivales más conocidos a nivel nacional, que es lo que me faltaba: pelear con ellos", afirmó.

Recalcó que su próximo objetivo es un torneo que disputará en unas semanas en Madrid, "con dos peleas en una misma noche" y en el que espera "lograr el pasaporte para ir a Dubai" a una competición dotada con 100.000 euros en premios.

'La Sombra', luchador dominicano criado en Coslada (Madrid), dedicó el título mundial de K-1 de artes marciales conquistado en Ceuta a su "pequeño, que estará con su mamá".