68 heridos en los disturbios entre aficionados tras el descenso del River Plate a la segunda división

68 heridos en los disturbios entre aficionados tras el descenso del River Plate a la segunda división

El número de heridos en los incidentes violentos ocurridos este domingo en el estadio 'Monumental', tras el descenso del River Plate, se ha elevado a 68 ademas de medio centenar de detenidos. El River Plate perdía asi la categoría por primera vez en sus 110 años de historia, y descendía a la Segunda División del fútbol argentino al igualar este domingo con el Belgrano (1-1) en el partido de vuelta de la Promoción disputado en el estadio 'Monumental' ante unos 55.000 espectadores. En el encuentro de ida, el miércoles pasado, el equipo cordobés se había impuesto por 2-0.

Ricardo Crescenti, director del organismo, dijo que todos los heridos han sido ingresados en distintos hospitales de Buenos Aires. "Casi todos ellos han sufrido heridas cortantes y traumatismos, mientras que un policía fue trasladado a un hospital de esa fuerza en un helicóptero, por su grave estado", indicó el funcionario.

El estadio "Monumental" del River Plate además quedó clausurado al menos por 24 horas por orden judicial para realizar pruebas periciales dentro del proceso por daños y lesiones cometidos durante los violentos disturbios del domingo, cuando el club cayó a la Segunda División del futbol argentino.

A causa de los incidentes, que estallaron luego de que el River Plate descendiera al igualar a uno con el Belgrano de Córdoba, se registraron 50 detenidos y 68 heridos, entre ellos 25 policias, señalaron a su vez portavoces policiales.

Señalaron que los vándalos incendiaron dos automóviles, dañaron quince vehículos de la Policía Federal y causaron grandes destrozos en comercios de los alrededores del estadio del River Plate, situado en el barrio de Núñez, en la zona noreste de Buenos Aires.

Todos los heridos han sido dados de alta a excepción de un policía que permanece grave en un sanatorio de la fuerza de seguridad, apuntaron las fuentes.

La clausura del estadio fue ordenada el domingo por la noche por el fiscal penal de Buenos Aires Gustavo Galante, quien instruye una causa por daños y lesiones en riña contra particulares. El fiscal abrió además una investigación para determinar si la directiva del River Plate permitió que ingresaran al estadio "Monumental" unos 53.000 aficionados, frente a los 45.000 autorizados.

El estadio del River Plate ha sido designado como escenario de la final de la Copa América, que se disputará entre el viernes y el 24 de julio próximo, por lo que si la justicia decidiera prolongar la clausura hasta más allá de esa fecha la Confederación Suramericana de Fútbol (Comnebol) deberá elegir otro estadio para la final del torneo.

RETENIDOS EN EL ESTADIO

Ademas las autoridades decideron retener en el estadio, como medida de precaución, a unos 2.500 hinchas del Belgrano que permanecían en en los graderíos del estadio 'Monumental', por razones de seguridad, dos horas después de finalizado el partido.

La policía dispuso que los aficionados cordobeses se quedaran en el estadio hasta que estuviera controlada la grave situación provocada por hinchas del River. Fuentes policiales indicaron que, tras romper todo lo que encontraron a su paso en el club, en las calles aledañas al escenario deportivo los violentos destrozaron los escaparates de varios comercios y dañaron coches.

Añadieron que una hora y media después de terminado el encuentro grupos antagónicos de la hinchada se enfrentaron a unos 1.000 metros del club y que varios de sus miembros continuaban dañando automóviles.

En el estadio riverplatense "los más excitados rompieron oficinas, material deportivo, el bar y los cristales de varios portales", cuando la policía impidió que invadieran la concentración para atacar a los futbolistas, dijeron empleados de la entidad.

Fuentes policiales indicaron que los aficionados que viajaron a la capital argentina para asistir al partido "están en perfectas condiciones".

La mayor parte de los hinchas del Belgrano, ateridos de frío por los 7 grados de temperatura en el anochecer de Buenos Aires, tenían previsto esta misma noche su regreso a Córdoba, distante a unos 700 kilómetros de la capital.