El acuerdo de la ACB salva del descenso al Estudiantes y al Fuenlabrada

Estudiantes - Montakit Fuenlabrada
Estudiantes - Montakit Fuenlabrada |ACB

El acuerdo alcanzado por la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) que da por finalizada la fase regular de la Liga Endesa sin descensos salva al Estudiantes Movistar y al Montakit Fuenlabrada.

El Estudiantes vuelve a salvar la categoría, por tercera vez en los últimos ocho años, fuera de las canchas de juego.

En el alambre

La primera vez que el Estu bajó fue en la temporada 2011-12. De hecho durante 38 días perdió la categoría, aunque luego la recuperó en los despachos, toda vez que el Iberostar Canarias, campeón de la LEB ORO ese año, no pudo hacer frente al pago del canon obligatorio para jugar en la ACB, lo que le dio la vida a los colegiales.

La segunda vez fue en la temporada 2015-16, cuando perdió el último partido en San Sebastián ante el Retabet GBC. De nuevo el canon de entrada a la ACB salió al rescate del club madrileño, porque tanto el Palencia como el Melilla no pudieron pagarlo y el Estudiantes volvió a salvarse.

Ahora, el Estudiantes era último de la clasificación, pero con el acuerdo de la Asamblea de la ACB de que no haya descensos, vuelve a ahuyentar los fantasmas de la pérdida de categoría fuera de la pistas de juego.

Jota Cuspinera |Montakit Fuenlabrada

Por su parte, Montakit Fuenlabrada ocupaba provisionalmente una de las dos plazas de peligro cuando se suspendió la temporada por el coronavirus.

Hace cinco años, el Fuenlabrada vivió un descenso deportivo al ser el último de la Liga 2014-15, pero no se consumó debido a que el club que tenía que ascender, el Ourense CB, se encontraba en causa de disolución en el momento de realizar su inscripción, por lo que la plaza quedó vacante y fue ofrecida de nuevo al club madrileño, que continuó en la categoría.

"La decisión adoptada por la Asamblea de la ACB nos aporta certidumbre"

El presidente del Montakit Fuenlabrada, José Quintana, valoró que la Asociación de Clubes de Baloncesto les ha dado "certidumbre", al dar por finalizada la liga regular por el coronavirus y decidir que no haya descensos, aunque admitió que es "una permanencia triste" por deberse a una pandemia.

"La decisión adoptada ayer por unanimidad por la Asamblea de la ACB nos aporta certidumbre, certificando nuestra permanencia en la Liga Endesa, una permanencia sin duda triste por las condiciones de dolor en que se da", señaló Quintana en una carta abierta dirigida a los aficionados.

Con la mente en la próxima temporada

Tras conocer que continuarán en la máxima categoría del baloncesto español, el club del sur de la Comunidad de Madrid trabaja ya en la confección de la plantilla para la temporada 2020-21, según confirmó su presidente.

La entidad también trabaja junto a la ACB en diferentes opciones para "compensar a los abonados y aficionados que no han podido disfrutar completa la temporada actual a causa de la pandemia".