Vuelta: Valverde gana en La Zubia y se pone líder

Valverde: "La Vuelta 2017 va a ser durísima"
Valverde: "La Vuelta 2017 va a ser durísima" |Telemadrid

El español Alejandro Valverde, del equipo Movistar, se impuso en la sexta etapa de la Vuelta disputada entre Benalmádena y La Zubia, de 167 kilómetros y además volvió a enfundarse el jersey rojo de líder.

Valverde fue el más fuerte entre los favoritos. Después de marcar el ritmo en el ascenso final a Cumbres Verdes, contestó al ataque de "Purito" Rodríguez y atacó, a su vez, para entrar en meta con un tiempo de 4 horas 35minutos y 27 segundos.

Implacable el ciclista murciano, que aventajó en un segundo al británico Chris Froome (Sky) y al español Alberto Contador (Tinkoff), en 8 a "Purito" y en 23 a su compañero del Movistar Nairo Quintana.

Con este triunfo, más la bonificación, Valverde es el líder de la Vuelta y presenta credenciales al triunfo final, demostrando que su estado de forma después del Tour de Francia está un punto por encima del de sus rivales.

Valverde salió de la primera cima de la Vuelta al frente de la general. Le siguen Quintana a 15 segundos, Contador a 19, Froome a 23 y Purito a 45.

FINAL EN CUMBRE

La etapa salió en la turística Benalmádena camino de la montaña granadina con el interés de vivir el primer duelo entre favoritos en la meta en alto de La Zubia. Enseguida se fugaron el español Lluis Mas (Caja Rural RGA), líder de la montaña, y el holandés Pim Ligthart (Lotto), el mismo que lo intentó en la víspera.

Una escapada autorizada por un pelotón que en principio no se movió, ya que dejaron una ventaja de 14:40 minutos. Luego, antes de afrontar los tres puertos del recorrido, las diferencias fueron bajando por el impulso del equipo Garmin.

Lluis Mas coronó primero el Alto de Zafarraya (2ª) y el de los Bermejales (3ª), por lo que reforzó el maillot de puntos azules de la montaña. Objetivo cumplido y fuga rentabilizada. Pero hubo margen para el sueño porque el dúo de cabeza contaba con 4:30 minutos a 20 kms de meta.

No había sido suficiente el esfuerzo de todo el Garmin en la persecución. Pasaron al relevo los hombres del Katusha, Orica y Movistar. Fue el principio del fin de la escapada, que claudicó a 3 kilómetros de meta con el holandés Ligthart como último superviviente.

Los 4,6 kilómetros hacia la cumbre seleccionaron a los mejores. El Movistar tensó con Valverde, pero fue Purito quien despegó con fuerza a 700 metros de la cima. Fue el propio Valverde quien salió detrás del catalán, para sobrepasarle y rematar en vencedor.

Por detrás aguantaron los rivales directos. Contador despejó dudas y demostró encontrarse "mejor de lo que esperaba". Solo Quintana no pudo estar a la altura esperada. "Me falta ritmo", dijo.

Mañana viernes se disputa la séptima etapa, entre Alhendín y Alcaudete, de 169 kilómetros.