2-1. Victoria madridista en la intrascendencia

El Real Madrid se reencontró con el triunfo en el Santiago Bernabéu, donde no vencía desde el 18 de marzo, en un premio excesivo ante los méritos de un combativo Leganés, que fue golpeado con crudeza en el primer acto con los tantos de Bale y Borja Mayoral y acarició el empate.

Era un trámite que debía superar el Real Madrid sin dejarse llevar. Con la mente en el partido de la temporada, que va pasando de gran cita de Liga de Campeones en gran cita, recibía con la segunda unidad a un Leganés virtualmente salvado, sin pocas exigencias y la oportunidad de volver a conquistar el Santiago Bernabéu como hizo en Copa del Rey en uno de los grandes días de su historia.

BALE ABRE EL MARCADOR

Bale, que había intentado marcar desde el inicio, aparecía para sacar partido de un rechace tras jugada con bicicleta y disparo rechazado de Benzema. Era el minuto 8 y el remate de zurda del galés ponía en ventaja y con todo a favor del Real Madrid.

Sin embargo no le metió la intensidad necesaria, con un ritmo cansino en el que apenas se podía rescatar alguna acción de calidad en la creación de un voluntarioso Dani Ceballos. El Leganés no desaprovechó la oportunidad de adelantar metros y crear peligro. Explotó el flanco de Theo siempre para desequilibrar. Los centros de Zaldua no encontraron por milímetros los remates de Guerrero.

Amrabat, siempre anárquico al rigor táctico, incordiaba el orden defensivo madridista, con Casemiro como único titular que empleaba Zidane, retrasando su posición para jugar de central. El palo frenaba al conjunto 'pepinero' en un remate cruzado en el primer palo de Guerrero, que acariciaba la madera, y un disparo al estilo fútbol sala, sin carrerilla, en estático y de puntera de Amrabat que repelió el travesaño.

A IMPULSOS

El Real Madrid jugaba a impulsos. La pelea de Mayoral le permitía acariciar el gol, tras pugnar un balón centrado por Achraf que cedió Cuéllar, pero su disparo no cogió la altura deseada para superar la defensa que cubría la portería. Su premio llegaría al borde del descanso, tras dejar un gesto de calidad con una asistencia sin tocar balón, llevándose con el cuerpo a la zaga rival, y dejando a Ceballo libre para chutar.

Apareció donde un 9 huele el peligro, en el segundo palo, para rematar a la red una acción a balón parado que había peinado para atrás en el primer palo Bustinza, anulando la posición antirreglamentaria. El 2-0 era un castigo excesivo a los méritos del Leganés.

El resto del encuentro tendría la historia que pudiera darle el Leganés. El Real Madrid se terminó de desconectar en el segundo acto, mostrando que la Liga es molesta hasta para los menos habituales. A los cuatro minutos de reanudarse el partido lo pudo resucitar Guerrero, cegado en el remate tras un pase perfecto de El Zhar.

EL LEGANÉS PONE EL PELIGRO

Era tan poco habitual el once madridista, que una falta en la frontal la chutó Casemiro. Fue el único disparo a puerta madridista, cuya pasividad recibió el castigo a los 66 minutos. Amrabat se marchaba con facilidad de Theo y a placer marcaba Brasanac con Vallejo y Achraf mirando.

Ya habían entrado al partido Kroos y Marco Asensio en un intento de cambiar el escenario de Zidane sin éxito. Era el Leganés el que ponía el peligro. Casilla respondía firme a dos disparos lejanos de Amrabat y sacaba una mano salvadora tras ver como su equipo perdía otra acción a balón parado peinada en el primer palo, que remataba con gesto acrobático Bustinza.

La última la tuvo Beauvue, cuya suplencia sorprendió por la velocidad que podía meter al ataque del Leganés ante una defensa de circunstancias madridista, al ver adelantado a Casilla e intentarlo desde 25 metros cayendo el balón cerca del larguero. No hubo más opciones para el Leganés ni intentos de un Real Madrid sin intensidad que obtuvo demasiado premio para su imagen.

FICHA TÉCNICA:

Real Madrid: Kiko Casilla, Achraf, Vallejo, Casemiro, Theo, Marcos Llorente, Kovacic (Kroos, m.62), Caballos, Bale, Benzema (Asensio, m.62) y Borja Mayoral

Leganés: Cuéllar; Zaldua, Bustinza, Siovas, Rico; Rubén Pérez, Gabriel, El Zhar, Amrabat (Eraso, m.90); Darko Brasanac (Naranjo, m.90) y Guerrero (Beauvue, m.62)

Goles: 1-0, m.8: Bale. 2-0, m.45: Borja Mayoral. 2-1, m.66: Brasanac

Árbitro: Iglesias Villanueva (Comité gallego). Amonestó a Zaldua (73) por el Leganés. Expulsó a Gabriel una vez pitado el final del partido

Incidencias: encuentro correspondiente a la trigésima quinta jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 59.905 espectadores