Valverde por fin abrazó el arco íris

Alejandro Valverde
Alejandro Valverde

El maillot arco iris de campeón del Mundo en ruta logrado en Innsbruck por Alejandro Valverde, de 38 años, ha sido la noticia que ha alegrado la temporada 2018 al ciclismo español, mientras que en el plano internacional destacó la expansión del imperio británico en las grandes pruebas por etapas, con los triunfos de Chris Froome, Geraint Thomas y Simon Yates en Giro, Tour y Vuelta.

Era el último cartucho de Valverde tras 2 platas y 4 bronces en los Mundiales, el título que le faltaba al murciano en su rico palmarés, y por fin gritó con el alma, brazos abiertos, su entrada en el arco iris de oro del ciclismo mundial.

14 victorias

Después de una grave caída en el inicio del Tour 2017 que le planteó incluso la retirada, El Bala no solo se recuperó por completo, sino que fue capaz de firmar 14 victorias esta temporada, incluidas dos etapas en la Vuelta, donde además fue quinto. Estos resultados le han permitido finalizar el año en cabeza del UCI World Ranking con 4.168 puntos.

En el apartado de grandes rondas por etapas la lengua oficial ha sido de nuevo el inglés, y el equipo Sky el gran dominador. Seis de los últimos siete Tours de Francia han sido para la escuadra británica. Este año tomó la alternativa de amarillo en París el galés Geraint Thomas, en principio gregario de Froome y finalmente capitán del equipo más poderoso del mundo.

Froome se adjudica el Giro

Antes, en el Giro de Italia, el propio Chris Froome, discutido y en entredicho por el caso salbutamol, firmó una hazaña inolvidable aplicando "soluciones locas en una situación difícil" con una fuga en solitario de 80 kilómetros, desde el Colle delle Finestre hasta Bardonecchia, donde se enfundó la maglia rosa.

Con ese triunfo, Froome pasó a la historia como séptimo corredor que posee en su palmarés Tour, Giro y Vuelta, club al que también pertenece a Alberto Contador.

Yates se lleva la Vuelta

El triplete pasaba por España, pero en la Vuelta no puso estar la joya del ciclismo colombiano, Egan Bernal, por lo que el Sky quedó fuera de la pelea por el podio. Emergió otro británico por todo lo alto, Simon Yates (Mitchelton), quien se enfundó el maillot rojo en Cibeles, cerrando así la exhibición británica en las grandes por etapas.

La Vuelta no pudo vivir la esperada explosión de Mikel Landa con el maillot del Movistar, ya que el alavés resultó lesionado en la Clásica de San Sebastián, en la misma caída que Bernal.

La aparición de Enric Mas

En su lugar la afición asistió a la presentación en sociedad del balear de 23 años Enric Mas, segundo en el podio, mejor joven de la ronda y ganador de la etapa reina en Andorra.

Un soplo de aire fresco para el ciclismo español, que espera en 2019 que el ciclista de Artá (Mallorca), confirme las expectativas que ha despertado siendo capaz de luchar entre los favoritos y ganando etapas, como la de Arrate en la Vuelta al País Vasco.

Nibali gana la Milán San Remo

En el apartado de grandes clásicas brilló en la Milán San Remo Vincenzo Nibali, con una ataque marca de la casa que le llevó hasta un prestigioso triunfo. En el Tour de Flandes el holandés Niki Tersptra sumó otra victoria para el equipo más laureado de la temporada, el Quick Step, con 73 victorias.

La París Roubaix, la clásica de los adoquines, no fue un infierno para el eslovaco Peter Sagan, triple campeón mundial, sino un paraíso, ya que estrenó su palmarés con una exhibición de las suyas en los últimos kilómetros. El Bicho se anotó además 3 etapas del Touy y el sexto maillot verde de la regularidad.

Otras Clásicas

En la Lieja Bastoña Lieja se esperaba que Valverde igualara el récord de 5 victoria de Eddy Merckx, pero se lo impidió Bob Jungels, un ciclista luxemburgués de 25 años, también del Quick Step.

Y finalmente, en el Giro de Lombardía, ya entrado el otoño, el francés Thibaut Pinot firmó un gran final de temporada con victoria por delante de Vincenzo Nibali.

También merece mención de honor en la temporada 2018 el italiano Elia Viviani, indiscutible rey del esprint con 19 victorias. Dio más brillo al Quick Step con triunfos en el World Tour, como las 4 etapas del Giro y 3 en la Vuelta.

Alaphilippe, en la élite

Entre las grandes confirmaciones cabe destacar al francés Julian Alaphilippe (Quick Step), quien destronó a Valverde en la Flecha Valona y firmó las etapas de montaña de Le Grand Bornand y Bagneres-de-Luchon en el Tour, además de conseguir el maillot de puntos rojos de la montaña. El galo cerró la temporada con el triunfo en la Clásica de San Sebastián, una victoria.

Ante 2019, el Sky, aún más reforzado, amenaza con mantener la supremacía en el Tour, y en España se espera que Landa y Enric Mas carguen con el presente de un deporte habituado a las alegrías, mientras Valverde seguirá siendo le rey mientras su naturaleza sea fiel a la clase que atesora.