Valverde: "No somos favoritos; aquí no importa la clasificación"

El entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde, ha asegurado que el clásico ante el Real Madrid es una oportunidad para que su equipo se resarza después de la derrota en la Supercopa de España, cuando los azulgranas cayeron por un resultado global de 5-1. En la rueda de prensa previa al partido que se disputará en el Santiago Bernabéu, el preparador azulgrana ha explicado que sus jugadores afrontan esperanzados el tercer clásico de la temporada.

"Estamos ilusionados con este partido porque es una gran oportunidad para resarcirnos de lo que ocurrió. Estamos todos listos para enfrentarnos al Real Madrid", ha asegurado Valverde, quien ha admitido que los dos partidos de la Supercopa le sirven de referencia para preparar el duelo.

NIEGA QUE SEA UN PARTIDO DECISIVO

En este sentido, no cree Valverde que su equipo, líder de LaLiga con una ventaja de once puntos sobre el Real Madrid, sea el favorito para sumar los tres puntos en el Bernabéu. "No creo que seamos favoritos. Son partidos especiales y no importa la clasificación. Ellos juegan en casa y ahí son potentes", ha recordado.

De esta manera, ha negado que sea un partido decisivo para la liga -"pase lo que pase en este partido quedará mucho para los dos equipos y todo por decidir", ha dicho- y ha recordado que el Atlético de Madrid sigue de cerca el liderato azulgrana. "Tenemos a At. Madrid a seis puntos que, si no ganásemos y lo hicieran ellos, quedarían a tres. Lo que queremos es afrontar el partido de mañana como si fuera el último", ha resaltado.

Sobre las claves tácticas, el técnico del conjunto azulgrana tiene claros los puntos fuertes del Real Madrid: la presión avanzada en los primeros compases del encuentro y el peligro en el contraataque. "Tienen una transición ofensiva rapidísima y tienen muchas virtudes. Pensamos que intentarán meter presión para marcar el terreno desde el principio", ha analizado.

EL PASILLO AL MADRID

Según Valverde, lo importante será generar ocasiones de gol y, en este sentido, ha reconocido que quién domine la posesión del balón puede generar más peligro, aunque ha subrayado que el "fin último es llegar al área".

Una de las polémicas de la semana ha sido la referente a si el Barcelona debe dedicar un pasillo para homenajear al Real Madrid por su triunfo en el Mundial de Clubes.

El preparador azulgrana se ha mostrado contrario a ese reconocimiento: "Este asunto es algo que hace años se hacía simbólicamente y no había adquirido el cariz mediático de ahora, que lo está contaminando todo. Nuestro reconocimiento el Madrid lo tiene por lo que ha conseguido este año. No me gustaría hacer el pasillo a nadie y que me lo hicieran a mí. Ha perdido la esencia de otros años".

TERCER CLÁSICO

El clásico llegará dos días después de la celebración de las elecciones catalanas, algo que, según Valverde, no debería influir en el ambiente que sus jugadores se encuentren en el Bernabéu. "El ambiente será bueno. No tengo ninguna duda. Fuimos a jugar contra el Atlético de Madrid cerca o después del 1 de octubre y es uno de los mejores partidos de ambiente de fútbol y buen rollo en el campo. Mañana espero que sea igual. El Bernabéu animará a su equipo", ha opinado.

Será el tercer Clásico de Ernesto Valverde como entrenador azulgrana, un partido "especial" aunque ni mucho menos cree que sea el más importante de su carrera. "El partido más especial de tu carrera siempre es el siguiente. Ha habido muchos partidos importantes en el pasado. Sí sé que el de mañana por la resonancia que tiene a nivel mediático es un partido importante, pero no me atrevería a decir tanto", ha zanjado.