Tyson Fury, nuevo rey de los pesos pesados

El boxeador inglés Tyson Fury se proclamó campeón del mundo de los pesos pesados tras imponerse a los puntos al ucraniano Wladimir Klitschko, a quien arrebató los cinturones OMB, AMB y FIB en un esperado combate en Dusseldorf.

El invicto gigante inglés, con un récord ya de 25-0, se hizo con los cuatro títulos mundiales en juego -los tres citados más el propio de la Organización Internacional de Boxeo (IBO)-, y endosó a su rival la primera derrota en 11 años por unanimidad de los tres jueces.

En el Esprit Arena alemán, Fury aprovechó su mayor altura y una buena rapidez de movimientos para labrar desde el principio la victoria final. "He trabajado durante seis meses en el gimnasio para esto", indicó en el ring tras proclamarse campeón. "Es un sueño hecho realidad", añadió sin poder contener las lágrimas.