Torres se despide de su Atlético en el Wanda Metropolitano

Fernando Torres
Fernando Torres |colchonero.com

El último partido de Fernando Torres con el Atlético de Madrid y el homenaje que recibirá de su afición en el Wanda Metropolitano centran la atención en el cierre de la Liga contra el Eibar, con el segundo puesto asegurado y con la duda de si también es el último choque de Antoine Griezmann.

Otro día de emociones para el 'Niño', como tantos y tantos otros que ha vivido junto al equipo de su vida aquel chiquillo que iba con su abuelo al Vicente Calderón y que hizo las pruebas en Cotorruelo para entrar en el club en categoría alevín o aquel adolescente que irrumpió en el primer equipo con tan sólo 17 años frente al Leganés.

SU DEBÚT

Aquel gol en el Carlos Belmonte de Albacete de cabeza, a un centro largo de Iván Amaya, el 3 de junio de 2001; sus tantos y sus victorias en el Camp Nou; el doloroso "hasta luego" rumbo al Liverpool en el verano de 2007; su regreso al club en enero de 2015; la increíble presentación en la que junto 50.000 espectadores en el Manzanares; sus lágrimas en la final de la Liga de Campeones de San Siro o su primer título de rojiblanco, tan anhelado por un jugador indispensable en la historia de su 'Atleti', del equipo de su vida.

"Hace 22 años yo estaba allí, era un niño con 11 años y venía a ver al Atleti del 1996 que consiguió el 'Doblete' (de Liga y Copa) y soñaba con algún día poder estar aquí (en Neptuno). Ha pasado mucho tiempo y durante toda mi carrera he ganado muchas cosas, pero sin duda esta es la mejor, sin duda", remarco anoche en la celebración.

Es un título incomparable para Torres, aunque lo haya ganado casi todo. Ha sido doble campeón de Europa (2008 y 2012) y una vez del Mundo (2010) con la selección española, el primero de ellos con él como goleador decisivo en la final, y ha logrado una Liga de Campeones (2012) y una Liga Europa (2013) con el Chelsea.

404 PARTIDOS

Después de 404 partidos, incluido el último, el que disputará este domingo desde el once -lo ha confirmado su entrenador Diego Simeone este sábado-, y 127 goles -el cien, por ejemplo, conseguido ante el mismo adversario al que se enfrentará mañana- y como el quinto máximo goleador de la historia del club, sólo superado por Luis Aragonés, Adrián Escudero, Francisco Campos y José Eulogio Gárate, está ante su despedida, su homenaje y su agradecimiento.

Se lo brindará la afición del Atlético en el estadio Wanda Metropolitano, donde también se festejará la Liga Europa ganada el pasado miércoles, mientras el equipo ya tiene sellado el segundo puesto, por el empate del Real Madrid con el Villarreal, y persiste la duda de si este domingo es el último duelo de Griezmann como rojiblanco.

No son datos menores ni lo primero, teniendo en cuenta que el conjunto madrileño sólo ha ocupado los dos primeros puestos en la tabla cuatro veces en los últimos 40 años (los títulos de 2013-14 y 1995-96 y la segunda plaza de 1990-91 y 1984-85), ni lo segundo, con la transcendencia que tiene el internacional francés en el equipo.