El Tenerife flirtea ya con la permanencia ante el estupor de impávido del Rayo

El CD Tenerife flirtea ya con la permanencia al sumar tres meritorios puntos, esta vez ante el estupor de un impávido Rayo Vallecano que, salvo en los minutos finales, mostró muy poca avidez ofensiva.

El distintivo de líder del Rayo no amedrentó inicialmente a los tinerfeños que, amordazados por la opresión del descenso, saltaron al terreno de juego con la plena convicción de sumar tres nuevos puntos con los que aferrarse por primera vez a la franja que delimita la redención.

Esta incipiente intensidad local la contrarrestaron los vallecanos mediante la sólida distribución de sus piezas sobre el césped, atentos en todo momento a los movimientos de sus rivales, así como también a la más mínima oportunidad para ensamblar expeditivos contraataques con los que importunar a Aragoneses.

No obstante, fueron los locales los primeros en tantear los reflejos de los cancerberos, pero Cobeño, en el minuto siete, estuvo muy atento y atajó sin problema un disparo lejano de Beranger, mientras que en el dieciocho, otro lanzamiento de Dubarbier se fue fuera.

A punto de alcanzarse la primera media hora, un disparo alto de Michel fue la primera y única seria advertencia rayista en toda la primera parte, sin que tampoco los tinerfeños se prodigaran mucho más en ataque en este último periodo previo al descanso.

El juego se reanudó casi que con las mismas particularidades iniciales, con algo más de empuje de los tinerfeños y una prudente disposición táctica rival, aunque en esta ocasión fue Piti el primero en propiciar un serio aviso de falta, pero Aragoneses, en el minuto cincuenta, envió el ensayo a córner.

Un pase de Kome dentro del área en el minuto cincuenta y nueve fue interceptado con la mano por Arribas, transformando Antonio Hidalgo el correspondiente penalti, con suspense al decretar el colegiado su repetición.

Pero la auténtica punción para el líder se produjo poco después, cuando una indecisión de los centrales madrileños permitió a Nino plantarse ante Cobeño y batirle con una precisa vaselina.

La reacción visitante no se hizo esperar, y a renglón seguido estuvo a punto de aminorar la diferencia, pero Aragoneses lo evitó al enviar a córner un envenenado cabezazo de Piti, mientras que la cepa del poste derecho de Sergio se alió con el meta al repeler un raso disparo de Delibasic.

En la recta final ya fue Borja García el que también pudo marcar para su equipo, pero de nuevo Aragoneses mostró sus ágiles reflejos ante el franco disparo, aunque un postrero penalti cometido por Sicilia sobre un atacante, permitió a Armenteros reducir finalmente la diferencia desde el fatídico punto.

Ficha técnica:

2.- CD Tenerife: Sergio Aragoneses; Marc Bertrán, Ezequiel Luna, Pablo Sicilia, Greg Beranger; Julio Álvarez; Antonio Hidalgo; Kome (Juanlu Hens, min. 63), Natalio, Dubarbier (Omar Ramos, min. 76); y Nino (Melli, min. 82).

1.- Rayo Vallecano: Cobeño; Coke, Arribas, Borja Gómez, Casado; Javi Fuego, Movilla (Borja García, min. 77); Trejo (Delibasic, min. 77), Míchel (David Aganzo, min. 58), Piti; y Armenteros.

Goles: 1-0, min. 61: Antonio Hidalgo, de penalti. 2-0, min. 67: Nino, de vaselina. 2-1, min. 93: Armenteros, de penalti.

Arbitro: Alfonso Pino Zamorano (Comité Castellano-Manchego). Expulsó por protestar al segundo entrenador visitante Ismael Martínez, además, amonestó a los locales Dubarbier, Marc Bertrán, Kome, Julio Álvarez, Greg Beranger, Pablo Sicilia y Sergio Aragoneses, y a los visitantes Javi Fuego, Arribas, y al entrenador, José Ramón Sandoval.

Incidencias: encuentro disputado en el Heliodoro Rodríguez López ante unos 15.944 espectadores, correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de Liga, de Segunda división.