El Supremo ordena retrotraer las actuaciones en el proceso Mahou-Calderón

Imagen aérea del estadio Vicente Calderón
Imagen aérea del estadio Vicente Calderón |Telemadrid

El Tribunal Supremo ha ordenado al Tribunal Superior de Justicia de Madrid que reabra y vuelva a tramitar correctamente el proceso Mahou-Calderón, porque ha cometido un quebrantamiento de forma al no haber emplazado a comparecer a la citada marca de cerveza.

Al no emplazar debidamente a Mahou, el TSJM provocó su indefensión, ha dictaminado el Supremo, por lo que será necesario darle la oportunidad a esta parte de contestar a la demanda, después de lo cual deberá continuar la tramitación del proceso, lo que supone además que habrá una nueva sentencia.

ANULA LA SENTENCIA DEL TSJM

Aunque anula la sentencia del TSJM el Supremo, no entra a estudiar la cuestión de fondo, es decir, los recursos del Ayuntamiento de Madrid y del Atlético de Madrid contra el fallo que, en febrero de 2012, declaró que los edificios que se construyan en el ámbito Mahou-Calderón no pueden tener más de cuatro plantas.

En la práctica el proyecto seguirá bloqueado, aunque ya lo estaba desde que la asociación Señales de Humo impugnó la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Madrid para aprobar la operación Mahou-Calderón, que supone la demolición de ambos edificios y, en su lugar levantar viviendas, zonas verdes e instalaciones de uso terciario.

El TSJM estimó parcialmente aquel recurso pero en la tramitación del proceso no emplazó debidamente a Mahou, una parte interesada en el asunto, de modo que deberá retrotraer las actuaciones al comienzo del proceso.

El Gobierno regional aprobó en diciembre de 2009 la modificación puntual del PGOU madrileño para permitir el derribo de la cervecera Mahou, el del estadio del Atlético de Madrid y, en su lugar, levantar zonas verdes, viviendas, instalaciones de uso terciario y terminar de soterrar la M-30.

Señales de Humo presentó un recurso en el que alegaba que la operación vulneraba en varios aspectos la Ley del Suelo de Madrid. El pleito seguirá sin una solución definitiva, mientras que el proyecto está paralizado.