Stoner suma su segunda victoria consecutiva

El australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici) consiguió en el circuito japonés de Motegi su segunda victoria consecutiva de la temporada y el líder del mundial, el español Jorge Lorenzo, se peleó durante toda la carrera con su compañero de equipo, el siete veces campeón del mundo de MotoGP, el italiano Valentino Rossi.

Oro italiano, Andrea Dovizioso (Honda RC 212 V), aprovechó la oportunidad que le brindaba salir desde la mejor posición de la formación de salida por primera vez en su carrera deportiva en MotoGP para ser el primer líder de la carrera seguido por el australiano Casey Stoner.

Mientras, el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) se colocó inicialmente tercero, pero Jorge Lorenzo, que no quería perder comba, se esforzó por superar rivales cuanto antes.

Con Rossi en la tercera plaza, Lorenzo no se lo pensó demasiado y en una primera intentona por fuera no logró su objetivo, pero sí un par de curvas después, al meter su Yamaha por dentro de la del campeón del mundo para situarse tercero.

Antes de completarse el primer giro Stoner decidió aprovechar su oportunidad y superó a Dovizioso para intentar marcharse de sus rivales, pero el italiano supo engancharse bien al australiano, en tanto que Lorenzo y Rossi empezaron a quedarse algo rezagados.

A ritmo de vuelta rápida durante varios giros, Casey Stoner intentó poner tierra de por medio respecto a sus más inmediatos rivales, pero no logró su objetivo con Dovizioso, quien en Japón estrenó su sexto y último motor de la temporada, al parecer algo más veloz potente que los anteriores.

En esos primeros giros se produjo un ligero percance que afectó a dos de los pilotos estadounidense de la categoría, Ben Spies (Yamaha YZR M 1) y Nicky Hayden (Ducati Desmosedici), que se tocaron antes de la entrada del túnel y ambos se tuvieron que salir de la pista si bien controlaron sus motos y pudieron regresar a pista pero algo más rezagados en la clasificación, decimocuarto y decimosexto respectivamente.

Mientras Stoner y Dovizioso se marchaban, Rossi se percató de la circunstancia y al ver que Lorenzo no terminaba de reaccionar y tener un buen ritmo, decidió superarlo en un espectacular interior para con una vuelta rápida en el siguiente giro intentar cazar a sus rivales, que ya estaban a casi dos segundos.

La carrera transcurrió más o menos por los mismos derroteros durante buena parte de la misma, puesto que Stoner supo mantener un ritmo constante y Dovizioso en la primera parte de la misma no pudo "meterle" rueda en una sola ocasión a su oponente.

Rossi y, sobre todo Lorenzo, no cejaron en su empeño de consolidar la tercera plaza de la carrera y por ello que Lorenzo intentase en varios puntos superar a su rival, pero el italiano, mucho más combativo que en otras ocasiones, se lo acabó impidiendo.

Stoner se marchó de Dovizioso en el último tramo de la carrera con la suficiente diferencia como para que ya no le inquietase su rival y así lograr su primera victoria en Motegi, razón por la que el interés de la carrera se centró en la lucha por la tercera plaza que protagonizaron Rossi y Lorenzo.

El "pique" entre Rossi y Lorenzo levantó chispas en las dos últimas vueltas, en las que hubo roces de carenado, "toques" entre las motos y sin que ninguno de los dos cediese un milímetro a su rival y eso que el español se estaba jugando el título, pero también la honra de ser campeón peleando de tú a tú con su propio compañero de equipo y siete veces campeón del mundo de la máxima categoría del motociclismo mundial.

Márquez logra su séptimo triunfo del año y recorta diferencias

El español Marc Márquez (Derbi) logró su séptima victoria de la temporada al imponerse en el Gran Premio de Japón de 125 c.c., que se disputó en el circuito de Motegi y merced a lo cual logró recortar diferencias respecto al líder del mundial, el también español Nicolás Terol (Aprilia).

Desde los primeros compases de carrera hubo dos protagonistas claros en la prueba del octavo de litro y ambos españoles, Nicolás Terol (Aprilia), que fue el primero en tirar de todo el grupo, y Marc Márquez (Derbi), que no quiso en ningún momento que su rival se escapase.

Muy probablemente Terol sabía, por lo visto en entrenamientos, que si dejaba que fuese Márquez el que marcase el ritmo su rival se acabaría escapando y eso era algo que no podía consentir el piloto de Aprilia, que tiró con fuerza para intentar sorprender a su rival, pero éste tenía muy bien aprendida la lección de Aragón y no quiso sorpresas en ningún momento.

Así, al tirón de Nicolás Terol le sucedió la respuesta de Marc Márquez, quien se puso tras la estela de la moto de su rival y esperó el momento propicio, que llegó en el séptimo giro, cuando Márquez tentó en una ocasión a su rival para ver la respuesta de éste y en la segunda oportunidad le superó para cambiar el ritmo.

Entonces fue cuando se vio al mejor Márquez, que tiró con fuerza y marcó un ritmo tan fuerte que a su rival le costó mantenerse tras el rebufo de la Derbi camino de su séptima victoria de la temporada, aunque la segunda plaza le valía igualmente a Terol para mantener el liderato del mundial.

Los problemas de entrenamientos resultaron un serio inconveniente para Pol Espargaró (Derbi), quien en ningún momento pudo mantener el ritmo de sus rivales, como tampoco Efrén Vázquez (Derbi), que no pudo ni completar la primera vuelta al rodar por los suelos y darse un fuerte golpe en el que se produjo un ligero trauma cráneo encefálico que obligó a su traslado a un centro asistencial para descartar males mayores.

Una vez al frente de la carrera, Marc Márquez imprimió el mismo ritmo que ya había conseguido en entrenamientos y se marchó de Terol sin problemas, quien se acabó conformando con la segunda plaza, lo mismo que el británico Bradley Smith (Aprilia), en el tercer lugar, tras deshacerse de Pol Espargaró, quien rodó casi todo el tiempo en solitario sin opción de poder darle la réplica al piloto de Oxford.

El español Alberto Moncayo fue otro de los protagonizó una espectacular carrera en Japón, un circuito al que llegaba por primera vez y acabó peleando por la quinta plaza con el japonés Tomoyoshi Koyama y el también español Esteve "Tito" Rabat.

A menos de tres vueltas para el final el japonés cometió un error que le hizo rodar por los suelos y aunque pudo regresar a la pista lo hizo en posiciones muy retrasadas, dejando el camino libre a Moncayo y Rabat para pelear por la quinta plaza.

A la victoria de Márquez, que le coloca segundo en la clasificación provisional del mundial, le siguió la segunda plaza de Terol y también la cuarta plaza de Espargaró, la quinta de Moncayo, la sexta de Rabat y la octava y novena plaza para Luis Salom y Adrián Martín, respectivamente. Todo un éxito de los pilotos españoles, que al final lograron siete de las diez primeras posiciones en la carrera japonesa.

Elías gana pero Simón no le deja ganar el Mundial

Toni Elías consiguió una nueva victoria en Moto2 al ganar la carrera de Motegi, si bien aún no es matemáticamente campeón del mundo al quedar Julián Simón segundo, el único ya que le puede arrebatar el título. Tercero fue, con cierta sorpresa, Karel Abraham.

Elías sumó su séptima victoria de la temporada a pesar de los esfuerzos de su compatriota Julián Simón por evitarlo. El de Villacañas no pudo aprovechar su oportunidad en el momento de la salida, en el que se vio superado por el japonés Yuki Takahashi y poco después por Elías.

Antes incluso de que se completase el primer giro el líder el Mundial pasó a la acción y se colocó líder de la prueba, mientras que por detrás Simón se dio cuenta de que su rival iba a tirar muy fuerte desde el principio y no lo dudó para superar al nipón Takahashi e intentar ponerse al rebufo de la moto de su rival. Tras la estela de Elías y Simón se colocaron Takahashi y el británico Scott Redding, quien marcó su primera vuelta rápida en el segundo giro y ya desde entonces comenzaron a abrir un pequeño hueco respecto a sus rivales.

El ritmo impuesto por Elías sólo pudo soportarlo Simón, mientras que Takahashi y Redding se fueron quedando rezagados y tuvieron que comenzar a controlar la remontada del sanmarinense Alex de Angelis y del checo Karel Abraham, que se sumó a la actuación de su rival transalpino.

Aunque inicialmente dio la impresión de que Elías sería capaz de marcharse en pos de una nueva victoria en la presente temporada, la séptima, Julián Simón supo sobreponerse a ese tirón inicial y logró alcanzarlo para situarse tras su estela y esperar acontecimientos. Las vueltas transcurrieron con Elías controlando el ritmo de carrera en tanto que Simón parecía hacer lo propio con el líder del mundial sin atacar en ningún momento y en el cuarteto perseguidor el británico Scott Redding iba perdiendo fuelle poco a poco, pero sin llegar a quedarse descolgado por completo.