Simeone vuelve al banquillo tras seis partidos sancionado

Diego Simeone, entrenador del At. Madrid
Diego Simeone, entrenador del At. Madrid |Telemadrid

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, volverá este sábado al banquillo para un partido oficial, después de un mes entre las cabinas de prensa y los palcos para dirigir a su equipo en un total de seis partidos seguidos de sanción, cuatro de ellos por su expulsión en la Supercopa de España.

Desde el duelo de vuelta de ese torneo frente al Real Madrid, disputado el pasado 22 de agosto, no ha podido seguir los encuentros del conjunto rojiblanco ni dar órdenes o ánimos a sus futbolistas a pie de césped en los seis choques que ha jugado su equipo desde ese momento, con un balance de tres triunfos, dos empates y una derrota.

CASTIGO POR DOS 'COLLEJAS'

Ese día, su expulsión en el minuto 25 no sólo le apartó del banquillo durante el resto del partido, más de una hora de juego que terminó con victoria por 1-0 y con título del Atlético, sino que significó una sanción de ocho encuentros, acordada el 25 de agosto por el Juez de Competición de la Federación Española de Fútbol. Cuatro de ellos a cumplir en la Liga al ser una infracción grave.

Ese fue el castigo por dar dos collejas al cuarto árbitro, una vez que fue expulsado por el colegiado David Fernández Borbalán. Dos más fueron por protestas; otro por "conducta contraria al buen orden deportivo" y uno más por presenciar el resto del partido desde la grada, aunque estos cuatro últimos los agotará en la Supercopa.

Esa sanción, unida a otra por acumulación de cinco amarillas que arrastraba de la pasada temporada, al ver su quinta amonestación de la anterior campaña en la última jornada de Liga ante el Barcelona en el Camp Nou, y al partido con el que le suspendió la UEFA por su expulsión en la final de la Liga de Campeones, han prolongado su aislamiento del banquillo durante los últimos seis encuentros.

El primero fue el 25 de agosto en el estadio de Vallecas contra el Rayo, en la primera jornada de Liga, por el ciclo de cinco tarjetas del anterior curso. Simeone vio el partido desde la cabina número dos de ese campo, fuera del banquillo, en el empate sin goles con el que su conjunto comenzó el actual campeonato.

En los dos siguientes choques de Liga, ambos resueltos con victoria por 2-1, en el Vicente Calderón frente al Eibar -desde el palco del estadio- y en el Santiago Bernabéu -desde un palco privado del recinto madridista-, inició el cumplimiento de otros cuatro partidos de sanción, que continuaron con un 2-2 con el Celta en casa y con un triunfo por 0-1 en Almería en el estadio de los Juegos del Mediterráneo, cuando concluyó su 'castigo' en el torneo de Liga.

Entre medias también solventó su sanción en la Liga de Campeones, en la primera jornada de la fase de grupos del torneo en el estadio Georgios Karaiskakis de El Pireo frente a Olympiacos, con derrota por 3-2, a causa de su expulsión en la prórroga de la final de la competición del 24 de mayo ante el Real Madrid en Lisboa.

Más de un mes después, con seis encuentros jugados de su equipo y 515 minutos sin poder sentarse en el banquillo, en el que le reemplazó su compatriota y ayudante Germán Mon Burgos, el duelo de este sábado frente al Sevilla en el Vicente Calderón le devolverá al hábitat natural para un entrenador, en la banda a pie de césped, en una semana clave para su equipo -después del choque de este sábado recibirá al Juventus y viajará a Valencia- y aún con cuatro partidos de sanción pendientes por cumplir en la Supercopa de España.