Simeone no pone excusas: "En Vigo nos faltó más equilibrio"

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, señaló que en Balaídos perdió "45 minutos", la primera mitad, por elegir "una mala formación" en lo que terminó con derrota rojiblanca (2-0) ante el Celta de Vigo.

"El primer tiempo elegí una mala formación. Perdimos 45 minutos por elegir mal. La culpa no es de Torres que le tocó salir en el descanso, sino que tuvimos que equilibrar el equipo en el segundo tiempo. Empezamos mejor pero ahí llegó el episodio del penalti y el segundo gol, pero más allá de eso el Celta jugó muy bien e hizo un gran partido. Ganó justamente", indicó.

En la rueda posterior a la derrota rojiblanca, tras la cual se quedan a siete puntos del líder Real Madrid, el Cholo'comenzó explicando el cambio de Tiago, que dejó su sitio a Mario Suárez, a la media hora de encuentro. "Tiago tenía los gemelos un poco cargados y entró Mario, pero ya habíamos cambiado de sistema un poco antes al 4-3-3 con Torres más a la izquierda", apuntó.

"En el primer tiempo perdí 45 minutos. Después el equipo respondió bien, pero llegaron los episodios que empezaron a generar que el Celta se llevara el triunfo más allá de que hiciesen un gran partido", añadió dejando entrever cierto resquemor con la actuación arbitral, protestada por los visitantes por una mano de Augusto antes del penalti que convirtió Nolito y por una pena máxima a Siqueira que no advirtió.

Por otro lado, Simeone insistió en que a su equipo le faltó "equilibrio" del medio del campo hacia arriba. "Faltó más equilibrio. Perdimos muchos balones y no tuvimos conexión con Torres y Griezmann. Para eso entró Cani, para ver si equilibraba esa ausencia de juego del medio del campo a arriba. Lo hicimos mejor que en la primera mitad al menos", afirmó

SIQUEIRA: "HAY QUE APRENDER DE LOS ERRORES"

El lateral izquierdo del Atlético de Madrid, el brasileño Ghuillerme Siqueira, reconoció "el palo" que supuso para su equipo perder esta noche ante el Celta de Vigo (2-0) en Balaídos, una derrota que achacó a la falta de "intensidad" con la que jugaron en el primer tiempo.

"Esta derrota nos duele porque nadie se la esperaba, pero hay que pensar en seguir trabajando para que el próximo fin de semana no vuelva a pasar. No estuvimos a la altura porque no fuimos el Atlético que somos", manifestó el lateral a los periodistas.

Siqueira, asimismo, admitió que "es difícil de explicar un cambio tan grande del día del Real Madrid porque nadie se lo espera. Los primeros culpables somos nosotros porque nos faltó intensidad, nos faltó empezar mejor el partido. Hay que olvidar ya este partido, borrarlo y aprender de los errores".

El brasileño se quejó de que el colegiado Martínez Munuera no señalara una "clara" mano de Augusto Fernández en la jugada del penalti de Mario Suárez sobre Nolito, pero no quiso excusar la derrota en ese error arbitral.

"En el campo todos vimos que era mano clara de Augusto pero el árbitro no lo interpretó así. A mí no me gusta hablar de los árbitros porque nunca lo hago y además no quiero ponerlo como un motivo para explicar la derrota", señaló Siqueira, quien, al igual que su compañero Godín, no da por perdida la Liga.

"Sabemos que ahora viene lo bueno porque los de abajo también van a apretar para salvarse, así que nosotros tenemos que seguir peleando hasta el final. La Liga sigue ahí", concluyó.

EL AT. MADRID VUELVE A LOS ENTRENAMIENTOS TRAS LA DERROTA DE VIGO

El Atlético de Madrid volvió a los entrenamientos en la Ciudad Deportiva de Majadahonda apenas 12 horas después del final del partido en Vigo, donde cayó derrotado por 2-0 ante el Celta.

El conjunto rojiblanco, que regresó anoche a Madrid de madrugada, empezaba el entrenamiento con una sesión en la que participaron los suplentes del duelo de ayer, además del delantero Fernando Torres, que solo jugó los primeros 45 minutos.

Los jugadores que no fueron de la partida ayer, entre ellos los sancionados Arda Turan y Raúl García, que cumplieron ciclo de tarjetas amarillas; tuvieron una sesión con protagonismo del balón.

El portugués Tiago Mendes, que fue sustituido en el minuto 34 por una sobrecarga en el gemelo izquierdo, realizó trabajo de recuperación con el resto de los futbolistas que fueron titulares. También se sumó a ese grupo de trabajo el centrocampista Mario Suárez, que sustituyó a Tiago y jugó por lo tanto la mayor parte del encuentro.

Por su parte, Jorge Resurrección Koke continuó con el tratamiento de fisioterapia para recuperarse de la lesión muscular de grado II en el muslo izquierdo que sufrió en el derbi de Liga contra el Real Madrid de la jornada anterior.