Sergio García hace agua en el Masters de Augusta

El golfista estadounidense Jordan Spieth lidera con seis bajo par después de la primera jornada, el Masters, primer grande de la temporada que se disputa esta semana en el histórico recorrido de Augusta National.

Spieth se ha puesto dos golpes por delante de sus compatriotas Tony Finau (-4) y Matt Kuchar (-4) y ha sacado dos golpes a un grupo plurinacional formado por los estadounidenses Patrick Reed (-3) y Charley Hoffman (-3), el sueco Henrik Stenson (-3), el canadiense Adam Hadwin (-3), el norirlandés Rory McIlroy (-3), el español Rafa Cabrera Bello (-3) y Haotong Li (-3), primer chino entre los 50 mejores golfistas del mundo.

SE ESTRELLA EN EL HOYO 15

Ha sido una primera jornada complicada en la que Sergio García, ganador de la chaqueta verde en 2017, se ha anotado un óctuple bogey (ocho golpes sobre el par) en un hoyo, un resultado sin precedentes en la historia del Masters, y ha acabado penúltimo con un total de +9.

"Es la primera vez en mi carrera que me anoto 13 en un hoyo sin fallar un golpe. Desafortunadamente, no sé por qué la bola no quiso parar", dijo García, que cayó en el agua cinco veces consecutivas en el 15, el mismo par 5 en el que el año anterior se anotó un eagle (-2) en la última jornada, que le propulsó a su primera victoria de un grande.

TIGER WOODS, +1

El estadounidense ganador de 14 grandes Tiger Woods, que regresaba al Masters después de dos años de ausencia por lesiones, ha salido mejor parado con un resultado final de +1. "Los últimos dos años solo viene aquí a comer. Ahora estoy metido en el torneo y quedan muchos hoyos por jugar", dijo un animado Woods, a pesar de su resultado por encima del par.

Está más metido en el torneo Rafa Cabrera Bello (-3), que ha jugado con el estadounidense Dustin Johnson (par), número uno del mundo, y el inglés Justin Rose (par), finalista del Masters de 2017. Cabrera Bello ha terminado empatado en el cuarto puesto de la clasificación y forma parte de una veintena de los 87 participantes en esta 82ª edición del Masters que ha logrado ponerse en números rojos (bajo par) en la primera jornada.

RAHM POR DELANTE DE OLAZÁBAL

"Las posiciones de las banderas no eran sencillas y, parece que no, pero van plantando arbolitos por aquí y por allá para hacer las salidas más exigentes", dijo José María Olazábal, que, con un resultado de +2, conserva las posibilidades de llegar al fin de semana 19 años después de su segunda victoria en el Masters, que conquistó en 1994 y 1999.

El más joven de los cuatro españoles, el número tres del mundo Jon Rahm (+3), se ha quedado a un golpe de Olazábal y a nueve del líder, después de caer dos veces al agua en los hoyos 13 y 16.

Por su parte, los tres latinoamericanos en Augusta, el argentino Ángel Cabrera (+4), ganador del Masters de 2009, el aficionado chileno Joaquín Niemann (+4) y el venezolano Jhonattan Vegas (+5) se encuentran de momento fuera del corte provisional (+3) para poder jugar el fin de semana.