Semana negra para los equipos españoles en las competiciones europeas

A la derrota del Barcelona y el empate en casa del Valencia en Champions se sumó ayer un nuevo resultado negativo en la Europa League

. El Sevilla jugó bien pero acabó cayendo por 2 a 1 en el Pizjuán ante el Oporto, que puso pie y medio en octavos de final. Rolando adelantó al Oporto a los 58 minutos, KANUTÉ empató siete después y GUARÍN a cuatro del final crsitalizó la victoria visitante.

El único resultado positivo de la semana lo cosechó ayer el Villarreal que arrancó un meritorio empate sin goles en el Estadio de San Paolo ante el Nápoles y se jugará en El Madrigal su pase a octavos de final.

El Liverpool empata sin goles en Praga y el Besiktas se suicida

El Liverpool ha empatado sin goles ante el Sparta de Praga en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Europa League, en una jornada en la que destacó la goleada encajada por el Besiktas (1-4) a manos del Dinamo de Kiev de Andriy Shevchenko, autor de uno de los goles.

El Liverpool de Kenny Dalglish no pasó de un pobre empate en su visita al Sparta, que estuvo cerca de llevarse la victoria en los últimos minutos del encuentro. El checo Marek Matejovsky se topó con Pepe Reina en un lanzamiento desde el borde del área, pero no acertó con la portería 'red'.

De esta forma, el conjunto británico deberá resolver en Anfield si quiere seguir adelante en la segunda competición europea, en la que el Besiktas de Bernd Schuster hipotecó todas sus opciones. El 1-4 encajado en Estambul le deja prácticamente sin 'chances' de pasar a octavos.

El cuadro turco, que contó con Guti los 90 minutos, comenzó por debajo en el marcador merced a un tanto de Ognjen Vukojevic. Sin embargo, el portugués Quaresma empató pasada la media hora de partido. A partir de ahí, los ucranianos metieron todo lo que pasó por sus botas. El mítico Shevchenko, Yussuf y Gusev completaron la goleada.

Además, destacaron los triunfos del Ajax de Amsterdam sobre el Anderlecht (0-3), que deja a los holandeses con pie y medio en la próxima ronda; así como del Benfica sobre el Stuttgart (2-1) y del Bayer Leverkusen en su visita al Metalist Kharkiv, al que doblegó por 0-4 con dos goles de Sidney Sam, el mejor del encuentro.