El Santos se deshace del Kashiwa (1-3) y espera al Barcelona en la final del Mundialito

El Santos se deshace del Kashiwa (1-3) y espera al Barcelona en la final del Mundialito
El Santos se deshace del Kashiwa (1-3) y espera al Barcelona en la final del Mundialito

El Santos brasileño derrotó hoy al japonés Kashiwa Reysol (1-3) y disputará la final del Mundial de Clubes 2011 de Japón el próximo 18 de diciembre en el Estadio Internacional de Yokohama. Neymar aprovechó su debut en el Mundial de clubes para anotar un golazo que encabezó el triunfo del Santos que se enfrentará al ganador del partido entre el Barcelona, campeón europeo, y el Al Sadd catarí, ganador de la Liga de Campeones asiática.

Neymar, sabedor de que esta era una ocasión única para deslumbrar a nivel internacional, tardó apenas cinco minutos en mandar un primer disparo al palo.

El Kashiwa no se amilanó y se acercó por mediación de Leandro Domingues, que mandó un zapatazo desde el borde del área a las manos de Rafael.

Mientras, el once del Santos comenzó a deslumbrar con un puñado de regates y caracoleos en la medular, ya que los marcajes férreos y alguna dura entrada de los nipones lo mantuvieron alejado del área unos minutos.

Eso fue hasta que la joven estrella decidió que su momento había llegado; el de demostrar al mundo el por qué muchos lo consideran un jugador llamado a convertirse en uno de los mejores del planeta.

Fue en el minuto 19, cuando el "once" agarró un balón al borde del área, sentó a su marcador con un recorte eléctrico y mandó un obús, colocado, imparable a la escuadra derecha de Sugeno que puso al estadio Toyota en pie y que pasará a los anales de la historia de esta competición.

Consagrada la figura de Neymar en el partido, el Kashiwa prosiguió en sus intentos de hacer gol, con sus dos delanteros, Tanaka y Kudo, muy activos y empeñados en disputar cada balón con la defensa "peixe". Pero el Santos volvió a marcar a los 24 minutos en una jugada muy similar a la del primer gol, pero ejecutada desde el flanco izquierdo del área, donde Borges se libró con habilidad del central japonés y cruzó la pelota a la escuadra, ahora la izquierda del meta.

En la reanudación, Danilo erró un cara a cara con el portero nipón Sakai y el Santos empezaba a dar la impresión de poder endosarle una goleada al campeón de la J.League. Pero el Kashiwa, una vez más en este torneo, tiró de empeño y logró que Sakai cabeceara a gol un córner sacado desde la derecha en el minuto 54.

En ese momento, Neymar optó por meterse de nuevo en el partido y metió la directa con el punto de mira puesto en la portería de Sugeno, lo que envalentonó al resto del Santos.

La insistencia brasileña volvió a dar frutos cuando una falta cometida fuera del área permitió a Danilo mandar un preciso lanzamiento al fondo de la red nipona a falta de 27 minutos para el final.

Terminó así la aventura en el Mundial de clubes de un humilde Kashiwa Reysol, que volvió a jugar muy bien e hizo méritos para empatar el partido, pero que no pudo convertir ésta en su noche soñada, una noche que perteneció a un Neymar que cumplió con nota su primer compromiso en el torneo.