San Mamés, sede de la Eurocopa 2020

Estadio de San Mamés
Estadio de San Mamés |Telemadrid

El nuevo estadio de San Mamés de Bilbao ha sido seleccionado como sede de la Eurocopa 2020, torneo en el que acogerá tres partidos de la fase de grupos y un duelo de octavos de final, mientras que las semifinales y la final se disputarán en el estadio londinense de Wembley.

La UEFA debía seleccionar 13 ciudades entre las 19 candidaturas que se habían presentado y Bilbao fue una de las agraciadas, aunque el mayor premio fue para Wembley, que se impuso al Allianz Arena de Múnich, el único estadio que también se había postulado para acoger los tres últimos partidos de la competición.

LA FINAL, EN WEMBLEY

De este modo, la gran final se disputará en uno de los recintos con más tradición en el mundo del fútbol, escenario ya de las finales de la Copa del Mundo de 1966 y de la Eurocopa de 1996, aunque en su anterior diseño. Ahora, con capacidad para 90.000 espectadores, volverá a ser protagonista en el fútbol continental tras acoger las finales de la Liga de Campeones de 2011, con victoria del FC Barcelona, y de 2013, triunfo del Bayern.

Por su parte, la capital vizcaína ha quedado agrupada en la categoría de sedes que acogerán tres partidos de la fase de grupos y uno de octavos de final junto con Amsterdam, Bruselas, Bucarest, Budapest, Copenhague, Dublín y Glasgow.

En una segunda categoría, la UEFA seleccionó a las cuatro sedes que acogerán tres partidos de la fase de grupos y uno de cuartos de final, privilegio que ha recaído en Bakú, Múnich, Roma y San Petersburgo. Se completaron así las 13 ciudades que acogerán este novedoso formato del torneo, sucesor de la Eurocopa de Francia 2016. Minsk, Sofia, Skopje, Jerusalén, Estocolmo y Cardiff fueron descartadas.

El nuevo San Mamés, inaugurado el año pasado, pero concluido este verano para estar listo para la 'Champions', fue el elegido por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) como candidata para albergar partidos del torneo.

En un principio, el estadio bilbaino, con capacidad para 53.000 espectadores, fue seleccionado junto a La Peineta (Madrid), Cornella-El Prat (Barcelona) y Mestalla (Valencia), y al final quedó como única opción por delante del futuro nuevo feudo del Atlético de Madrid, que ya estaría remodelado y construido para la ocasión.