Rudy Fernández: "Podría haber pasado algo peor"

Han sido horas complicadas para Rudy Fernández desde el incidente violento que le tocó tristemente protagonizar a la salida del Zalgirio Arena.

Así lo ha confirmado el escolta español: "En estos momentos no lo estoy pasando bien. No se puede ensuciar de esta manera el baloncesto. Y solo espero que este tipo de cosas no vuelvan a suceder", señaló el baleaar.

Rudy no quiere dar más importancia al asunto: "Por dos personas no se tiene que pensar que todo aficionado lituano es así, para nada. Como siempre en todos los partidos hay tensión, pero creo que en todo momento me respetaron. Podría haber pasado algo peor y solo espero que no vuelva a suceder"

Rudy también aprovechó para dar las gracias a todos aquellos que le habían mandado mensajes a través de las redes sociales. "Estoy bien, gracias a dios no ha ido a más", concluyó.

LA AGRESIÓN

Rudy Fernández fue agredido por dos aficionados al final del partido en Kaunas contra el Zalgiris, cuando se dirigía al autobús del equipo acompañado de un agente de seguridad dentro del Zalgirio Arena.

Dos aficionados,que además son hermanos y que pudieron sortear el control de seguridad para acceder a la zona de jugadores, informó Onda Madrid.

Rudy recibió un puñetazo en la cara —el jugador tiene un ojo morado— pudo zafarse de los agresores gracias a la seguridad privada del Real Madrid, que impidió que se volviesen a acercar al ex NBA. El golpe rompió los auriculares del mallorquín, según explican fuentes presenciales, que añaden que la seguridad del club lituano era completamente nula.

El responsable de la sección de baloncesto del Real Madrid, Juan Carlos Sánchez, se mostró indignado por el incidente: "Si queremos que algunos de los mejores jugadores de Europa vuelvan de la NBA, sucesos así no deben ocurrir jamás. La Euroliga debe tomar medidas drásticas para impedir que esto vuelva a pasar. Hace falta un castigo ejemplar"

Los aficionados del Zalgiris recibieron con hostilidad a Rudy Fernández, que fue silbado y abucheado durante el partido. En el videomarcador se ofrecieron imágenes con los gestos de Rudy en el partido de ida, cuando se encaró con Jankunas después de ponerle el tapón de la victoria.

LOS AGRESORES, EN COMISARIA

Dos hermanos gemelos nacidos en Letonia, nacionalizados lituanos y fanáticos del baloncesto. Son Normundas y Nauris Maciai, los autores de la agresión a Rudy Fernández.

La Policía lituana identificó y detuvo a los dos hermanos, que habían presenciado el partido en el pabellón y presentaban claros signos de embriaguez. Se resistieron a la detención incluso ya dentro del vehículo policíal, y según algunos medios locales, para reducirles los agentes tuvieron que utilizar gases lacrimógenos y descargas eléctricas, aunque este extremo no ha podido ser confirmado.

LA EUROLIGA ABRE UNA INVESTIGACIÓN

La Euroliga ha anunciado que ha abierto una investigación sobre los incidentes que tuvieron lugar con el escolta Rudy Fernández. "El Real Madrid ha informado del incidente y se están preparando todos los documentos relativos a una presunta agresión por los aficionados contra el jugador Rudy Fernández. La supuesta agresión se produjo cuando el Real Madrid subía al autobús del equipo después del partido", reza el comunicado del organismo continental.

Por ello, la Euroliga ha pedido al Zalgiris Kaunas "proporcionar su propio informe oficial de los hechos, incluidos los detalles de los procedimientos de seguridad". Los informes de ambos equipos, además de información adicional de fuentes como la policía de Kaunas, serán remitidos a la Euroliga para que el Juez Disciplinario proceda a su posterior investigación.

"La Euroliga condena toda violencia, dentro o fuera de la cancha, muy lejos de la deportividad mostrada por la gran mayoría de los jugadores y aficionados", concluye el escrito.