Rosell podría declarar como imputado por 'distraer' 40 millones

El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, podría tener que declarar como imputado si la Audiencia Nacional admite a trámite la querella presentada el pasado jueves por uno de los impulsores de 'Consulta Barça' para resolver la presunta 'distracción' de 40 millones de euros del fichaje de Neymar Jr, quien tendría que declarar como testigo.

En declaraciones a Europa Press, el abogado del querellante, Jordi Cases -propulsor de la fallida moción de censura contra Rosell por el 'caso Qatar'-, desveló que el objetivo de la querella es, además de las declaraciones de Rosell y Neymar, la entrega de los contratos firmados.

En concreto, exigen la presentación del acuerdo entre el FC Barcelona y la sociedad N&N (Neymar y Neymar), quien se habría quedado con 40 de los 57,1 millones de euros del fichaje. Aunque Rosell "no se haya apropiado" de estos 40 millones, "debe explicar el por qué de haber pagado esta cantidad" a la sociedad del padre del jugador.

Además de pedir el contrato entre club y N&N, la querella pide en sus diligencias a practicar la declaración de Sandro Rosell como imputado en el caso y de Neymar Jr como testigo del acuerdo, ya que su padre se encuentra en Brasil.

De momento, la única respuesta que los querellantes han recibido de Rosell y el club al burofax que les enviaron antes de presentar la querella es "el más sonoro de los silencios". La querella está en manos de la Audiencia Nacional, quien antes de final de año deberá admitirla o no a trámite.

LA DENUNCIA ES INFUNDADA, SEGÚN EL CLUB

El Barcelona considera que la denuncia presentada contra Sandro Rosell ante la Audiencia Nacional por un socio de la entidad por "apropiación indebida en su modalidad de distracción del dinero" en el fichaje de Neymar es "infundada y temeraria", puesto que "afecta la imagen y la credibilidad del club".

Según ha publicado el rotativo El Mundo, el denunciante, Jordi Cases, que forma parte del colectivo Consulta Qatar, acusa al presidente azulgrana, Sandro Rosell, de una "apropiación indebida" de 40 millones de euros presuntamente cometida en el traspaso del brasileño Neymar.

Una fuente del club catalán consultada por EFE ha informado de que "toda la información se entregaría ante la autoridad judicial competente" siempre que fuera reclamada, aunque por el momento desde la entidad no se tiene constancia de que la demanda haya sido considerada.