Rockets, dejan a los Warriors contra las cuerdas (3-2)

Harden ante los Warriors
Harden ante los Warriors |Telemadrid

El escolta reserva Eric Gordon, con 24 puntos, incluidos dos tiros de personal a falta de 2,4 segundos para el final, permitió a los Rockets de Houston vencer 98-94 a los Warriors de Golden State en el quinto partido de las finales de la Conferencia Oeste, que ahora dominan por 3-2, al mejor de siete.

Ahora los Rockets jugarán el sexto partido el próximo sábado en el Oracle Arena de Oakland, el campo de los Warriors, y si fuese necesario el séptimo, la serie volvería al Toyota Center de Houston, donde el lunes se tendría que disputar el séptimo y decisivo encuentro.

GORDON, PROTAGONISTA

Un triunfo de los Rockets en el sexto partido dejaría fuera de la competición a los actuales campeones de la NBA y el equipo de Houston llegaría a las Finales por primera vez desde que las jugó y las ganó de forma consecutiva en la temporada de 1994-95.

Gordon también protagonizó el robo clave del partido, la decimosexta perdida que tuvieron los Warriors, y que le correspondió al ala-pívot Draymond Green, cuando tenía la oportunidad de haber conseguido al menos empatar el partido y forzar la prórroga a falta de 2,4 segundos para el final.

D'ANTONI: "GORDON HA ESTADO EXCEPCIONAL"

El escolta reserva de los Rockets, convertido en el sexto jugador y héroe del partido, lo acabó con 6 canastas de 15 intentos y 3 de 10 desde fuera del perímetro, pero tuvo 9 de 10 tantos desde la línea de personal.

"Eric (Gordon) es el Sexto Jugador del Año la pasada temporada y lo fue porque no salió de titular, pero no tengo ninguna duda que podría ser un gran titular si nosotros lo quisiéramos en esa posición", destacó el entrenador de los Rockets, Mike D'Antoni. "Ha estado excepcional en el juego ofensivo y en defensa lo ha hecho siempre brillante, lo que nos ha permitido lograr la victoria".

D'Antoni adelantó que si el base Chris Paul, que se lesionó en los últimos segundos del partido, sufrió un tirón muscular en la pierna derecha, no puede jugar el sexto partido, entonces Gordon será el titular.

Paul antes de lesionarse aportó 20 puntos, incluidos 18 en la segunda parte, después que en la primera logró apenas dos tantos, además de repartir seis asistencias y capturar siete rebotes.

HARDEN, 19 PUNTOS

Mientras que el escolta estrella, James Harden, esta vez no pudo ser el máximo encestador de los Rockets y llegó a los 19 tantos después de anotar apenas 5 de 21 tiros de campo, además de fallar los 11 intentos de triples y maquilló la aportación ofensiva al acertar con los nueves lanzamientos de personal que hizo.

"No tengo ningún problema con que Harden haya fallado los últimos 20 intentos de triple, estoy convencido que en el próximo partido puede anotar los 10 primeros que haga", comentó D'Antoni. "Lo importante es que como equipo volvimos a jugar un gran baloncesto, que nos permitió alcanzar la victoria, a pesar que nuestros tiros desde fuera del perímetro no fueron buenos".

De nuevo, el pívot suizo Clint Capela realizó una gran labor dentro de la zona al conseguir un doble-doble de 12 puntos, capturó 14 rebotes -11 defensivos-, y puso dos tapones, que lo dejaron como el cuarto jugador y último de los Rockets que tuvieron números de dos dígitos.

DURANT, 29 PUNTOS

El alero Kevin Durant, que se encargó de mantener siempre en el partido a los Warriors, consiguió 29 puntos como líder encestador de los Warriors, además de capturar cuatro rebotes defensivos. Mientras que el escolta Klay Thompson llegó a los 23 puntos, con cuatro rebotes defensivos, y el base Stephen Curry aportó otros 22 tantos, siete rebotes, seis asistencias, recuperó cuatro balones y perdió otros tres.

Green, a pesar de haber logrado un doble-doble de 12 puntos, 15 rebotes -incluidos 14 defensivos-, y repartir cuatro asistencias, sus perdidas de balón, incluida la última del partido lo dejó como el villano del encuentro de una derrota que puede costarle a los Warriors el quedarse fuera de la lucha por la defensa del título de campeones.

"Las perdidas de balón fueron las que no mataron al final del encuentro", declaró el entrenador de los Warriors, Steve Kerr. "Pero al margen e nuestros errores en el control de balón, al final hay que darle crédito a los Rocketes, que repito, son un equipo que en la temporada regular llegó a los 65 triunfos".

SIN IGUODALA

La ausencia del escolta Andre Iguodala volvió a pesar como una losa en el juego defensivo de los Warriors, que sufrieron la segunda derrota en un quinto partido de series de playoffs desde la temporada del 2015.

Kerr destacó que a pesar de la derrota el equipo jugó mejor, tuvo oportunidades de ganar y al final no lo hicieron porque no estuvieron lo suficiente inspirados a la hora de conseguir los tantos decisivos. "Nos hemos enfrentado a un gran equipo, que volvió a su campo con la inspiración de haber conseguido la victoria de visitantes y eso se notó en la intensidad que pusieron sin que nunca nos permitiesen distanciarnos en el marcador", valoró Kerr.

"Ahora nos toca salir en el sexto partido a jugar al máximo de nuestro potencial y con Iguodala ya recuperado estoy seguro que aportaremos en el campo un gran baloncesto".