Ricky Rubio vence en Chicago pese al partidazo de Pau Gasol

El base catalán Ricky Rubio fue el director perfecto del ataque balanceado de los Timberwolves de Minnesota que se impusieron a domicilio, en la prórroga, 93-102 a los Bulls de Chicago, que volvieron a mostrar una gran inconsistencia en su juego defensivo.

Rubio tuvo como grandes aliados a la hora de recibir sus pases al alero canadiense Andrew Wiggins que aportó 31 puntos en los 41 minutos que disputó al encestar 11 de 27 tiros de campo, incluidos 4 de 5 triples.

DOBLE-DOBLE DE PAU

Mientras que los novatos, el dominicano Karl-Anthony Towns y el ala-pívot serbio Nemanja Bjelica anotaron 17 tantos cada uno con sendos dobles-dobles, que les permitió también dominar las acciones bajo los aros.

Towns estuvo intratable, especialmente en la segunda parte que fue cuando los Timberwolves establecieron la diferencia en el marcador final, y dominó por completo al ala-pívot hispano montenegrino Nikola Mirotic, que siguió en plena crisis de juego individual y de equipo.

El novato seleccionado con el número uno en el pasado sorteo universitario logró 17 puntos, 13 rebotes, cuatro tapones, dio dos asistencias y recuperó un balón en los 27 minutos que jugó y que le permitieron anotar ocho canastas de 18 intentos y (1-1) desde la línea de personal.

Mientras que Bjelica completó su mejor partido con los Timberwolves y logró otro doble-doble de 17 puntos, 11 rebotes -10 fueron defensivos-, repartió cinco asistencias, recuperó un balón y puso un tapón.

RICKY, 10 ASISTENCIAS

Rubio volvió a tener problemas con los tiros a canasta, pero hizo una gran labor como motor del juego ofensivo de los Timberwolves que concluyeron el partido con 41 (36-96) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 44 (7-16) de triples, además de capturar 58 rebotes por 50 de los Bulls.

El jugador de El Masnou disputó 39 minutos en los que anotó 2 de 10 tiros de campo, falló un intento de triple, y acertó 3 de 4 lanzamientos de personal. Rubio con 10 asistencia dio siempre los pases encestadores a Towns y Wiggins, además de capturar ocho rebotes, y siete de ellos fueron defensivos, recuperó tres balones y perdió otros tres.

El jugador internacional español también le ganó el duelo individual a la estrella de los Bulls, el base Derrick Rose, que volvió a perder su mejor toque de muñeca y sólo pudo aportar 11 puntos tras acertar con 3 de 13 giros de campo, incluido un triple en cuatro intentos.

PARCIAL 9-0 EN LA PRÓRROGA

Los Timberwolves arrollaron a los Bulls en la prórroga al conseguir racha de 9-0 con Towns de protagonista al hacer una penetración con 2:32 minutos de la prórroga que dio a su equipo el parcial de 93-98 y luego le dio una asistencia al veterano Tayshaun Prince, que también con penetración anotó el decisivo 93-102 a falta de 30 segundos para el final.

El veterano ala-pívot español Pau Gasol volvió a ser el líder de los Bulls, el jugador más completo y el único que respondió ante el mejor juego de equipo e individual de los Timberwolves, que rompieron racha de dos derrotas consecutivas.

Gasol consiguió su tercer doble-doble de la temporada, segundo consecutivo, al aportar 21 puntos y 14 rebotes en los 40 minutos que estuvo en la pista del United Center, de Chicago. El jugador de Sant Boi anotó 8 de 10 tiros de campo y 5 de 6 desde la línea de personal, además de capturar 11 rebotes defensivos, dio dos asistencias, recuperó dos balones y puso un tapón.

Gasol fue también el que tocó el balón que dio a los Bulls la canasta del empate a 93-93 y que forzó la prórroga después que Mirotic falló el tiro a canasta con 21 segundos por disputarse.

MIROTIC, 4 PUNTOS

Mirotic volvió a estar falto de inspiración en todas las facetas del juego y aunque salió de titular el entrenador novato de los Bulls, Fred Hoiberg, lo mantuvo sólo 17 minutos en la pista. El internacional español aportó cuatro puntos a anotar 1 de 8 tiros de campo, falló los cinco intentos de triple que hizo y acertó 2-2 desde la línea de personal.

Su labor dentro de la pintura lo dejó con tres rebotes que fueron defensivos, recuperó un balón, perdió otro y tuvo problemas con las personales al cargarse de cinco. El escolta-alero reserva Tony Snell llegó a los 14 tantos que lo dejaron como el sexto jugador de los Bulls, que tuvieron un 36 (33-93) por ciento de acierto en los tiros de campo.