Refuerzo en la señalización de las obras del estadio del Rayo Vallecano

Obras en el estadio del Rayo Vallecano
Obras en el estadio del Rayo Vallecano

El vicepresidente autonómico, Pedro Rollán, ha asegurado este jueves que la Comunidad va a "reforzar" las medidas de señalización y de seguridad en las obras que está ejecutando en el estadio del Rayo Vallecano, para que "no incidan" en los eventos deportivos y se "garantice la seguridad" del público.

Esta medida se ha tomado después de que el pasado fin de semana un niño se cayese en el entorno de unas vallas colocadas con motivo de estos trabajos, que comenzaron después de que terminara la Liga el pasado 4 de junio.

Así lo ha manifestado Rollán tras visitar las obras de construcción del nuevo parque de bomberos de Alcobendas, donde ha recordado que la Comunidad de Madrid ofreció al Rayo Vallecano la posibilidad de celebrar los dos primeros partidos de la Liga fuera de su estadio, algo que el club rechazó.

También ha mencionado que el estadio no había superado el cumplimiento de la Inspección Técnica de Edificios (ITE) y que el director general de Deportes de la Comunidad de Madrid, Javier Orcaray, ha visitado el recinto tras el incidente para reforzar las medidas de seguridad y de señalización.La caída del niño, de 4 años, por un hueco, desde una altura de un metro, ocurrió el pasado domingo, al término del partido que disputaron el Rayo Vallecano y el Sevilla Fútbol Club.El menor, César C., que estaba acompañado de su padre, resultó ileso, por lo que no hay parte sobre el incidente ni de la Policía Municipal ni de los servicios sanitarios que estaban desplegados en el campo, como es habitual en los espectáculos deportivos.

El padre del niño, Darío Collado, se quejó a través de Twitter de las "deficiencias" del campo de fútbol en materia de seguridad y anunció que presentaría una reclamación al club madrileño.

"El susto fue enorme", aseguró Collado en la red social, donde explicó que "hubo personas del club con peto amarillo que vieron la situación y que ni siquiera preguntaron por el estado del niño".El director general de Deportes de la Comunidad de Madrid se reunió el lunes con responsables de la empresa encargada de la reforma del estadio (Fonsan) para que se extremen las medidas de seguridad de cara al próximo partido previsto 1 de septiembre.

Además, Orcaray visitó las instalaciones y habló con el padre del niño que sufrió el percance para saber cómo se encontraba, han indicado a Efe fuentes de la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes.Tras el partido del domingo, varios socios protestaron en las redes sociales por la falta de limpieza y los problemas de seguridad, derivados de la presencia de andamios y zonas sin luz en el campo de fútbol.Desde la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid han señalado que los trabajos de mantenimiento, conservación y reposición de material de las instalaciones son por cuenta del Rayo Vallecano en virtud del convenio firmado por el club con la Comunidad de Madrid.

Las peñas del Rayo Vallecano mantuvieron el miércoles una reunión con representantes del club, a quienes instaron a garantizar la seguridad en la grada de la avenida de la Albufera y subsanar la falta de luz en escaleras, vomitorios y accesos al estadio.

También propusieron un cambio del orden de celebración de los partidos con el Athletic Club, lo que permitiría jugar el partido el sábado 1 de septiembre en San Mamés para no tener que utilizar el estadio del Rayo mientras duren las obras.Los representantes de la afición dieron de plazo al presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, hasta el próximo 27 de agosto para responder a sus demandas y, si no hay respuesta, propondrán "las movilizaciones pertinentes".

La Comunidad ha invertido 1,2 millones de euros en las obras

La Comunidad de Madrid ha invertido 1,2 millones de euros en la fase inicial de la reforma del estadio del Rayo Vallecano con el objetivo de subsanar los desperfectos para poder pasar la Inspección Técnica de Edificios (ITE).Los trabajos están dirigidos a mejorar la accesibilidad al estadio, tanto desde el exterior como desde el interior del recinto, a los graderíos principales. Además, incluyen actuaciones para paliar los problemas de humedades detectados en distintos puntos del estadio, sobre todo, en los graderíos bajos del edificio.La finalización de la reforma está prevista el 15 de septiembre.