El Real Madrid más estable contra el Barça más dubitativo

Bale y Neymar debutan en el clásico
Bale y Neymar debutan en el clásico |Telemadrid

A falta de diez jornadas para el final de la Liga BBVA, Real Madrid y Barcelona disputarán un clásico de sensaciones encontradas para ambos equipos, con los blancos mostrando su poder y estabilidad por los estadios de Europa frente a las dudas que genera el cuadro que dirige el entrenador argentino Gerardo Tata Martino.

Pese al último resultado del Barcelona, un 7-0 a favor ante Osasuna en el Camp Nou, la evolución del club catalán a lo largo del último tramo del curso no es la más aconsejable para jugarse media Liga en el estadio Santiago Bernabéu.

PROBLEMAS EN EL BARÇA

Si se suman todos los sobresaltos que ha tenido que superar la entidad blaugrana a lo largo del año, los problemas que ha tenido su rival el domingo no son más que pequeños contratiempos para la entidad madridista.

Del Real Madrid se podrían analizar los problemas deportivos que ha sufrido a lo largo de 28 jornadas. Del Barcelona, también los extradeportivos.

En el primer aspecto, mientras que los hombres de Carlo Ancelotti mostraron dudas en las primeras jornadas con una falta de equilibrio evidente que tantas veces pidió solucionar el técnico italiano, los de "Tata" Martino han seguido una tendencia gris sin el brillo de antaño que ha desembocado en unos pinchazos que le han dejado a cuatro puntos de su máximo rival.

AL BERNABÉU, CON EL AGUA AL CUELLO

El Barcelona se juega a un carta en el Santiago Bernabéu este domingo seguir manteniendo sus opciones para revalidar el título, y sólo una victoria le mantendrá en una posición óptima en el tramo final del campeonato, mientras que otro resultado que no sea hacerse con los tres puntos casi que le apeará de cualquier posibilidad.

No es la primera vez en los últimos años que el Barcelona viaja a Madrid con el agua al cuello y ha salido airoso, incluso algunas veces con la Liga bien atada tras un triunfo.

De hecho, la mejor racha del Barcelona en el Santiago Bernabéu se encuentra en los últimos veinte años, en los que ha ganado en siete ocasiones, ha empatado cinco partido y ha perdido ocho veces.

El Barcelona tenía otros planes para el partido de este domingo, después de la cómoda ventaja que llegó a tener (5 puntos) antes de cerrar la primera vuelta y medirse contra el Atlético de Madrid en el Manzanares (0-0).

Lo que le quedaba de aquella ventaja saltó por los aires a partir de la jornada 22, cuando el Barça encadenó tres derrotas casi consecutivas (Valencia, 2-3; Real Sociedad, 3-1; y Valladolid, 1-0), y pasó de liderar el campeonato a caer a la tercera posición y estar a cuatro puntos, lo que le ha dejado en una situación de dependencia, pues ni tan solo una victoria en Chamartín le devolverá el liderato.