93-102. El Real Madrid afianza su liderato en un duelo con 36 triples

El Real Madrid afianzó su liderato en la liga Endesa tras derrotar en un espectacular partido -36 triples entre ambos equipos- al Monbus Obradoiro (93-102), que se complica su participación en la Copa del Rey tras encadenar su tercera derrota seguida.

Sabía el equipo blanco que no iba ser fácil su visita a Santiago, una pista en la que nadie había ganado esta temporada. Y lo comprobó en el primer cuarto, pese a su buen inicio con tres triples seguidas (3-9), un anuncio de partido con guarismos altos y ritmo alto en el que brilló el base Campazzo (10 puntos de los primeros 15 de su equipo).

EXHIBICIÓN EN LOS TRIPLES

El Obradoiro, combativo en defensa, se acomodó bien a ese guión (14-12; 18-16). Pero la exhibición de lanzamiento exterior del Real Madrid castigó al Obradoiro en el segundo cuarto. Fue un torbellino que apareció por Sar. Con ocho triples -repartidas entre Carroll (5), Maciulis (2) y Taylor (1)- el equipo de Pablo Laso firmó una remontada extraordinaria.

Nada detuvo el ciclón blanco. De 23-18 a 28-46, un parcial 5-28 que dinamitó la igualdad del marcador. El Real Madrid movió la pelota con velocidad hasta tener posiciones cómodas de lanzamiento. Detener esa circulación le costó al Obradoiro, que acompañó sus errores defensivos con un ataque salpicado de pérdidas de pelota e imprecisiones en el lanzamiento.

La eficacia del tiro exterior -Carroll anotó 15 puntos con un porcentaje de acierto del 71por ciento- y su mejora defensiva dispararon al Real Madrid, que llegó con una cómoda ventaja de quince puntos al descanso (37-52).

PARCIAL DE 8-0

El festival del Real Madrid tuvo respuesta de su rival en la apertura del tercer cuarto. Con un parcial 8-0 se colocó a diez puntos (45-55); después, con su defensa más ajustada, se soltó en ataque. Y ahí dio un recital en el tiro exterior: siete triples (7 de 11). Bendzius lideró esa reacción: con dos triples seguidas en los momentos finales metió al conjunto gallego otra vez en el partido (67-76).

No decayó el Obradoiro. Bendzius inició la reacción; apareció después la figura del pívot sueco Spires (12 puntos, 4 rebotes) para meterle el miedo en el cuerpo al Real Madrid en un partido de ida y vuelta, espectacular en el intercambio de puntos, asombroso en el carrusel de triples. El Obradoiro apretó (77-82). El Real Madrid contestó con una triple de Carroll y un parcial 0-6 (79-90). Volvió a reanimarse el equipo gallego (88-92).

Quedaban solo cuatro minutos para el final. Y otra vez la locura: Bendzius falló un triple para colocar al Obradoiro a solo un punto de desventaja. Los siguientes ataques del Real Madrid fueron dos triples, de Rudy Fernández y Taylor. Fue el arreón final, decisivo. Parcial 0-10 del conjunto de Laso (88-102) para cerrar con una victoria del líder de la Liga Endesa un fantástico duelo de francotiradores con 36 triples (17 Obradoiro, 19 Real Madrid).

FICHA TÉCNICA:

Monbus Obradoiro: Pozas (3), Matt Thomas (14), Bendzius (18), Pustovyi (4) y Simons (21) -equipo titular- Sábat (3), David Navarro, Radovic (7), Llovet, Spires (12) y Laksa (11)

Real Madrid: Campazzo (15), Rudy Fernández (9), Yusta (2), Tavares (4) y Thompkins (8) -equipo titular- Doncic (11), Maciulis (11), Carroll (18), Taylor (12) y Felipe Reyes (12)

Parciales: 21-18, 16-34, 30-24 y 26-26

Árbitros: Conde, Calatrava y Martínez Fernández

Incidencias: partido correspondiente a la duodécima jornada de la Liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante 5.705 espectadores