El Real Madrid medita echar a Benítez y recuperar a Mourinho

El Real Madrid medita la posibilidad de contratar a José Mourinho en sustitución de Rafa Benítez. De hecho, el club blanco podría haber contactado ya con el entrenador portugués para conocer su disponibilidad para hacerse cargo de un equipo al que dirigió desde 2010 a 2013, según informó el programa El Larguero, de la Cadena SER.

Según El Larguero, Florentino Pérez ha llegado al convencimiento de que la plantilla se ha vuelto ingobernable para Benítez. El técnico, de acuerdo con esta versión, no se habla con Isco, mantiene una difícil relación con James y no tiene el respaldo de prácticamente ningún jugador del equipo.

LA CONTINUIDAD EN EL ALERO

De hecho, Cristiano Ronaldo, reveló la SER, amenazó en el vestuario con dejar el equipo tras el partido frente al Rayo Vallecano. De ahí que se dé por segura la destitución del entrenador en las próximas horas. Benítez podría no sentarse en el banquillo en el partido que el Real Madrid disputa el día 30 de este mes frente a la Real Sociedad.

En el club no convence la solución Zinedine Zidane, un técnico al que aún se considera en formación y que tampoco ha disparado al Castilla en la temporada y media en que le ha dirigido.

En cualquier caso, Florentino Pérez, en el mismo programa, afirmó la pasada semana que Benítez era “la solución y no el problema del Real Madrid” y garantizó su continuidad aunque no fijó el alcance del crédito. También elogió la figura de Mourinho, pero rechazó su regreso de modo inminente.

Mourinho dirigió al Real Madrid en 178 partidos en tres temporadas. Ganó 128 de ellos, empató 28 y perdió 22. El balance de goles que dejó fue de 475 a favor y 168 en contra. En sus tres años, el Real Madrid ganó tres títulos: una Copa, una Liga, con récord de goles y de puntos, y una Supercopa de España.

En Europa llevó al Real Madrid hasta tres semifinales de Champions, que perdió sucesivamente ante Barcelona, Bayern de Múnich y Borussia Dortmund. Además, perdió una Supercopa de España ante el Barcelona y una final de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid, que se llevó el título en el Santiago Bernabéu.