El Rayo de Jémez recupera el sueño europeo de la era Juande

Rayo Vallecano
Rayo Vallecano

El Rayo Vallecano de Paco Jémez ha conseguido, a falta de once jornadas para que termine la Liga, apuntalar el primer objetivo de la temporada, la permanencia, y hacer soñar a la afición franjirroja con la posibilidad de regresar a Europa, logro únicamente conseguido por el técnico Juande Ramos.

Con un estilo de juego ofensivo, de carácter atrevido y vistoso para el público, este Rayo de Jémez se ha convertido en una de las revelaciones de la temporada por el fútbol que está desarrollando y por su manera de afrontar los partidos, sin arrugarse ante rivales superiores en cuanto a presupuesto y calidad.

La temporada que está realizando el Rayo, con victorias frente al Atlético de Madrid (2-1) o a domicilio ante el Málaga (1-2), Valencia (0-1) y Athletic (1-2) incluidas, está superando las expectativas creadas inicialmente y, pese a que el objetivo único siempre ha sido la salvación, lo cierto es que nunca ha coqueteado con los puestos de abajo, situándose durante tres jornadas en la sexta plaza y en un total de veinticuatro entre los diez primeros.

La situación del equipo, octavo de la tabla con 41 puntos, diecisiete por encima del descenso, a dos de la sexta posición y a tres de puestos de Liga de Campeones, han hecho que la euforia se desborde en Vallecas, dónde sueñan con repetir participación en Europa.

LAS MIRAS LEJOS DE LA PERMANENCIA

La final de Copa del Rey entre Real Madrid y Atlético y la más que probable ratificación por parte del TAS de la sanción al Málaga para disputar competición continental han propiciado que el séptimo clasificado en Liga, e incluso el octavo, puedan disputar la próxima edición de la Liga Europa. Estos avales, para equipos como el Rayo, representan un acicate para poder disfrutar del sueño europeo.

"Para guardar las formas antes hablábamos de la permanencia, pero ahora nuestras miras están para otra cosa, para arriesgar lo que nos queda en los once partidos e intentar disfrutar y meter al equipo en una clasificación histórica. El discurso sigue siendo el mismo, pero ahora estamos solo para mirar hacia adelante", dijo Jémez en su última rueda de prensa.

La única campaña que el Rayo disputó competición europea fue la 2000/2001, con el técnico manchego Juande Ramos a los mandos de un conjunto que cayó eliminado en cuartos de final de la Copa de la UEFA a manos del Alavés. En Liga, el cuadro rayista finalizó en decimocuarta posición y a estas alturas de campeonato, en la jornada 27, iba decimotercero con 43 puntos.

Una temporada antes, la 1999/2000, el conjunto madrileño, también dirigido por Juande, logró su mejor posición final en Liga, un noveno puesto, que le sirvió para conseguir una invitación por Juego Limpio para disputar competición europea.

Con datos como éstos, las comparaciones son evidentes. El Rayo de Jémez ha devuelto trece años después la ilusión que se creó con Juande Ramos. El resultado final se verá a principios de junio, cuando los once partidos que restan de Liga demuestren si la ambición de este Rayo encuentra recompensa a su trabajo.