Quique Flores, nuevo técnico del Getafe

Quique Sánchez Flores, nuevo entrenador del Getafe, aseguró durante su presentación oficial como técnico del conjunto madrileño, que se siente como si no se hubiera ido nunca del club en el que comenzó su carrera en los banquillos hace casi una década.

"Me emociono, he estado diez años desde que me fui de aquí, me han pasado muchas cosas positivas. No solo le Getafe me hace feliz, pero si hay algún sitio que me hace feliz y me siento a gusto es este. Es como si no me hubiera ido nunca", dijo en rueda de prensa.

NO VE SU REGRESO COMO UN RIESGO

El técnico del cuadro del sur de Madrid no consideró su nueva experiencia como más arriesgada de lo habitual por el nivel generalizado que hay en los equipos de Primera División y resaltó el estado de "felicidad" en el que vive tras volver al Getafe sustituyendo a Cosmin Contra en el cargo.

"Vivo la ilusión de un club en el que estuve, entrenar en la liga más fuerte junto a la Premier y dirigir a jugadores de primer nivel. "Lo pensé muy poco. Mi preparación ha sido trabajar duro, investigando y las condiciones profesionales y personales son inmejorables", declaró.

Quique, que ha firmado un contrato hasta final de temporada y las dos siguientes, también habló sobre las sensaciones que tiene al volver de nuevo al Getafe.

"Nos hemos hecho adultos todos. El club se ha consolidado en estos diez años, el cariño es el mismo. Me alegro estar aquí, ver a caras que estaban hace diez años, nos ha respetado la salud, el trabajo y es eso lo que me apetece, la posibilidad de seguir trabajando", comentó.

BUSCA UN MEDIOCENTRO

Respecto a sus planes con la plantilla, reconoció que tiene sondear el mercado para fichar algún mediocentro tras la salida de Míchel Herrero y la marcha a la Copa de África de Mehdi Lacen y habló de la situación que han tenido que vivir sus jugadores en las últimas dos semanas.

"El club ha vivido en las últimas dos semanas una situación diferente que ha podido despistar a los jugadores. Se sabía que iban a cambiar las cosas, hubo un parón que no favorece, demasiado tiempo para pensar y poco para trabajar. En estas circunstancias ha estado condicionado por una situación anómala", declaró.

"El Getafe tiene condiciones para hacerlo bien. Está capacitado. Me rodeo de gente que puede pasar cosas al club. Espero que el club compruebe que el club trabaje a un gran nivel. La plantilla está confeccionada hay bajas importantes pero vamos a reaccionar. Hay un mercado de invierno, Toni trabaja fuerte y trataremos de hacer las cosas lo mejor posible", señaló.

Por último, habló sobre el público del Coliseum Alfonso Pérez. Cuando llegó al club hace diez años, se llenaba todos los fines de semana. Ahora, cada día de partido se ve media entrada.

"Se llenaba producto de un estado de ánimo, no pertenece a solo un ámbito. Getafe somos todos. A partir de ahí hay una tarea importante. No podemos exigir a los aficionados, tenemos que darles cosas para que vengan. Tenemos que darles cosas para que llenen el estadio", concluyó.

DIRIGE SU PRIMER ENTRENAMIENTO

Quique Sánchez Flores, nuevo entrenador del Getafe tras sustituir a Cosmin Contra en el cargo, dirigió su primer entrenamiento al frente del conjunto madrileño. Un día después de la derrota ante el Rayo Vallecano, todavía con Contra en el banquillo, Quique se puso al frente de un grupo de jugadores que está viviendo una temporada convulsa con asuntos extradeportivos que pueden afectar al grupo.

Desde la salida de Contra y Michel Herrero, hasta el tema Pedro León pasando por las graves lesiones de Babá Diawara y Ángel Lafita, el club no es una balsa de aceite y necesita un revulsivo.

Además, en la Liga BBVA, el Getafe encadena siete partidos consecutivos sin conocer la victoria y se encuentro rozando los puestos de descenso. Por eso, Quique se implicó mucho en su primera sesión y estuvo muy encima de sus jugadores.

El técnico madrileño llegó a parar en alguna ocasión el entrenamiento con el objetivo de hablar con sus jugadores para que éstos entendieran a la perfección sus planteamientos tácticos. Lo hizo con todos, excepto con Sergio Escudero y Vicente Guaita, que no estuvieron sobre el césped de la Ciudad Deportiva del Getafe tras acabar con molestias físicas el partido con el Rayo Vallecano.

Quique trabajó con su equipo. Al final, Javier Casquero no será el segundo entrenador y ese puesto lo ocupará Alberto Giraldez. Antonio Díaz y José Luis Gallardo serán sus ayudantes técnicos y se mantienen en el cargo el preparador físico Óscar García y el entrenador de porteros Emilio Manuel López Fernández.