Poch: "Conozco los resortes que hay que tocar para superar esta situación"

El nuevo técnico de Asefa Estudiantes Trifón Poch ha asegurado durante su presentación que conoce "los resortes que hay que tocar" para superar la situación en la que se encuentra el conjunto colegial.

"Soy consciente de la situación del equipo, sé lo que hay que hacer, me siento preparado. Por desgracia o por suerte he vivido estas situaciones y otras peores otras veces. No estaría aquí si no creyera que este equipo está capacitado para ganar los partidos necesarios para salir de la posición en la que estamos".

"He estado muchas veces con el traje de bombero puesto y haciendo un trabajo en las partes finales de temporada. La situación no es tan especial. Hay jornadas suficientes, queda poco más de un tercio de la Liga y hay tiempo de sobra para sumar las victorias necesarias y salir de la situación. Tenemos que ser positivos y estar convencidos de nuestras capacidades", agregó.

El preparador cordobés confiesa que afronta con muchas ganas su nuevo reto: "Tengo una energía acumulada y unas ganas de volver a la pista tan grandes que en pocas horas me he metido en un tren con lo que he pillado".

"Espero ser capaz de transmitir toda la energía positiva que tengo guardada, primero a los jugadores y luego a todo aquel que pueda tener la más mínima duda de que esto va a salir bien". El conjunto madrileño es un clásico de la Liga Endesa y un club especial por su filosofía, algo de lo que es consciente: "Entiendo que Estudiantes tiene unos componentes diferentes. De otros equipos se habla como club y aquí como institución. Eso da un grado más de motivación".

"Sería importante que fuéramos capaces entre todos de hacer entender esto a los jugadores, a ese americano que acaba de llegar o a los jugadores jóvenes, para que cuando salgamos a la pista lo sepan. Entonces no habrá excusa que valga".

"Quiero las señas de identidad que Estudiantes siempre ha mostrado como equipo históricamente. Que tengamos esa capacidad de lucha, de defensa, de jugar con ritmo, con alegría y con disfrute. Voy a intentar meterme lo antes posible en esa dinámica y espero que seamos capaces de demostrar a los demás que vamos a coger esa línea histórica", explicó.

Asume que hay cosas que no hacen bien pero que hay que "potenciar lo positivo, las cosas buenas, las virtudes": "Intentaremos poner todas esas juntas para que eso nos ayude a ganar. Solo nos interesa lo que nos ayude a ganar".

"Teniendo en cuenta los últimos resultados, que no han sido buenos, en estas situaciones el grupo parte con el deseo de hacerlo bien pero mentalmente cualquier contratiempo te pesa y te cuesta reaccionar. Tenemos que cambiar eso y ver las cosas de una manera más abierta a las que lo haces en ese tipo de circunstancias. Lo fundamental es que seamos capaces de hacerlo desde dentro", dijo.

El nuevo entrenador restó importancia al rival que tendrá en su debut, el Unicaja de Málaga, un equipo que tampoco se encuentra en su mejor momento. En su opinión Estudiantes tiene que pensar en sí mismo.

"Me da igual como esté el Unicaja, nosotros estamos obligados a competir y a dar lo mejor de nosotros con nuestras capacidades y por encima de cómo estén los rivales. Dudo que haya ningún equipo que nos vaya a poner las cosas fáciles. Estamos obligados a ganar a todos. No hay calendarios difíciles ni fáciles".

Poch reconoció que en sus primeras horas en la capital estuvo viendo la sesión de los que serán sus hombres e incluso mantuvo conversaciones con algunos de los más veteranos. "Tuve oportunidad de ver ayer el entrenamiento y sí que pude hablar después con algunos jugadores. Son conscientes de que el rendimiento no ha sido el correcto y de que tienen que asumir esa responsabilidad inmediata de mejorar el rendimiento de los últimos partidos. Hay una disposición por parte suya muy buena, muy positiva", reconoció.

"El grupo humano es bueno y lo importante es que entre todos seamos capaces de ver las cosas en positivo lo antes posible. Tenemos que darle la vuelta a ese resorte que nos bloquea", añadió. Además confirmó que mantendrá el bloque técnico que ya estaba: "Siempre me gusta conservar todo lo que pueda y en una situación como esta es positivo. Ahora necesito sentirme arropado. En el staff hay gente que lleva casi veinte años en el club y no hay nadie mejor que ellos para ponerme en situación", concluyó.