Pau y Marc Gasol protagonizan un salto inicial para la historia

Pau Gasol aseguró que hubiese preferido ganar el Partido de las Estrellas a llevarse el balón en el salto inicial, que protagonizó junto a su hermano, y hoy rival, Marc, en un momento histórico para el baloncesto español.

El jugador de los Chicago Bulls declaró a los periodistas tras el encuentro que el salto inicial del partido fue "un momento bonito, los dos hemos ido a por ella y al final pues mira, me la he llevado yo. Un momento especial como hermanos, como familia, y fue muy divertido", dijo Pau en la zona mixta tras el final de la 64 edición del Partido de las Estrellas de la NBA, que ganó la Conferencia Oeste por 158-163 al la del Este.

"ILUSIÓN Y EMOCIÓN"

"Lo único que nos dijimos fue 'a por ella'", desveló el jugador, que afirmó que, aunque no estaba nervioso, sí que sentía "ilusión y emoción" por estar en un escenario como en el Madison Square Garden junto a su hermano. "Hubiese preferido ganar el partido", dijo.

Gasol insistió en que, además de la espectacularidad que suele acompañar el fin de semana del All-Star de la NBA, el encuentro terminó siendo bonito porque "ha acabado más competido de lo que ha empezado" y estaba "emocionado por tener a Marc delante". "Nos hemos divertido pero también hemos competido, que hace falta en este tipo de partidos -explicó-. Está bien que sea todo espectáculo pero un poquito de competición y defensa también se agradece".

El mayor de los Gasol informó de que aprovechará los dos días que le quedan de descanso antes de volver a la temporada para estar con sus padres y su hermano pequeño, Adrià, a los que casi no ve durante esta época, por lo que ha preferido pasar el fin de semana del All-Star con ellos más que con figuras del baloncesto. "Como compartir estos momentos con la familia no hay nada", agregó.

Ahora, "a seguir que la vida sigue", por lo que el jugador nacido en Sant Boi (Barcelona) volverá a entrenarse para intentar acabar la temporada en una buena posición, porque tras el parón del All-Star "el margen de error es más pequeño". Preguntado por volver a enfrentarse a su hermano Marc en una hipotética final de la NBA, Gasol dijo que "sería un sueño" que, aunque "no es imposible", es "muy complicado".

"No imposible porque los dos estamos bien situados en nuestra conferencia pero a ver que pasa, y paso a paso", sentenció.

Pau, de 34 años, y Marc, de 30, hicieron historia en el Madison Square Garden al protagonizar el salto inicial del choque -en realidad, un salto para la posteridad- lleno de emoción y simbolismo, ya que era la primera vez que dos hermanos lograban entrar en los quintetos titulares del Partido de las Estrellas.

MARC: "HE MIRADO A PAU COMO NUNCA LO HABÍA MIRADO"

Marc Gasol aseguró que en el emotivo salto inicial del Partido de las Estrellas que protagonizó junto a su hermano mayor, lo miró "como nunca lo había mirado".

Aunque Marc ganó el partido, pues la Conferencia Oeste batió a la del Este por 158 a 163, fue Pau quien se llevó el balón en un salto muy especial por ser la primera vez en la historia del Partido de las Estrellas en el que dos hermanos salían como titulares.

"He mirado a Pau como nunca lo había mirado, porque habitualmente estoy pensando en otras cosas, en cosas del partido. Pero ves a tu hermano delante tuyo y es especial, muy emocionante", valoró el jugador de los Memphis Grizzlies en declaraciones a los periodistas en la zona mixta.

Según el mediano de los Gasol, el motivo por el que perdió el salto ante el jugador de los Chicago Bulls es que él "solo pensaba en saltar mucho para que la foto saliera bien, y el tío ha salido rápido" y no le dejó llevarse el balón. "En el salto me ha empujado", aseguró.

Una experiencia en que se le pasaron "tantas cosas por la cabeza a la vez", y que Marc valoró muy positivamente por todos los seguidores que han querido compartir un momento tan especial para la familia Gasol, que se trasladó a las gradas del Madison Square Garden para apoyar a los dos hermanos.

"Ver a tanta gente contenta y emocionada por nosotros es realmente bonito, nos gusta mucho", aseveró el jugador nacido en Sant Boi, refiriéndose a "compañeros, entrenadores, amigos y personas de más allá del baloncesto".

"No me veo nada especial como para toda la atención que me estáis dando pero me alegro mucho -agregó- porque creo que el baloncesto se lo merece. Es un deporte que ha ido creciendo con los años gracias sobretodo a gente como Pau, y que va pasando de generación en generación". El mediano de los Gasol aseguró que este partido, en que "todos los momentos eran bonitos", se le quedará "grabado en la memoria".

"Espero que anime a muchos niños a jugar al baloncesto. A mi nadie me hubiese dicho hace muchos años cuando vine a ver a Pau por primera vez que estaría aquí, y aquí estoy", concluyó.