Ordóñez, De Arriba y Andújar, a semifinales de 800

Saúl Ordóñez
Saúl Ordóñez |Telemadrid

El leonés Saúl Ordóñez, el salmantino Álvaro de Arriba y el alicantino Daniel Andújar estarán en las semifinales de 800 metros de los campeonatos de Europa de atletismo tras ganarse el puesto en las series.

Ordóñez llegó a Berlín encaramado al primer puesto de la lista europea con el récord de España que obtuvo el 20 de julio pasado en la pista talismán de Mónaco con 1:43.65. Relegaba en el ránking al campeón mundial, el francés Pierre-Ambroise Bosse (1:44.20).

El leonés partió en la primera serie con la mejor marca de los nueve participantes. Tomó la posición del jefe, segundo. Pasó el 400 en 53.76 y en la recta, sin despeinarse, controlando a izquierda y derecha, venció con 1:47.95.

DE ARRIBA, FIEL A SÍ MISMO

De Arriba, bronce en los Europeos bajo techo, venía de batir a un exhausto Ordóñez en los campeonatos de España de Getafe, con ganas de disputarle al leonés la hegemonía, al menos de puertas para adentro. Su marca de partida (1:44.99) era la segunda de la segunda serie y pasaban los tres primeros.

El salmantino, fiel a sí mismo, estaba a cola del grupo al penetrar en calle libre y todavía era penúltimo en el paso por el 400 en 51.72 pero, aunque fue siempre por la calle dos, se vio sobrado en la recta. Corrió lo justo para acabar segundo en 1:46.48.

En la cuarta y última serie salió Daniel Andújar, el menos presionado de los tres. También el que más difícil lo tenía, con un registro del año (1:46.40) que le situaba sexto de ocho. El alicantino pasó tercero por el 400 (52.26) y tomó la cabeza en la contrarrecta, pero su esfuerzo le pasó factura en los últimos metros, en los que cayó al cuarto lugar. Su marca de 46.99, sin embargo, le dio plaza de repesca.

ITOYA, A LA FINALD E LONGITUD

Juliet Itoya, campeona de España de longitud y nigeriana de origen, se clasificó para la final con un salto de 6,65 metros mientras que su compañera Fátima Diame, nacida en Valencia de padres senegaleses, se quedó fuera con 6,24. Las dos habían superado este año la marca de 6,67 que en Berlín daba la clasificación automática para la final. Itoya llegaba con 6,80; Diame algo más justa, con 6,68.

Itoya, de 31 años, se quedó a dos centímetros del pase directo en su primer salto, de 6,65 metros. No mejoró después, pero le bastó para estar entre las doce mejores.

SABINA ASENJO, ELIMINADA EN DISCO

La ponferradina Sabina Asenjo, plusmarquista española de disco (61,89) y ocho veces campeona nacional, quedó eliminada en la ronda de clasificación con un mejor lanzamiento de 55,57 metros. La discípula de Manolo Martínez, en sus cuartos europeos, no pudo alcanzar plaza de finalista, como había hecho en Amsterdam 2016, donde terminó duodécima con 56,62.

"Hace dos semanas yo no pensaba que podía estar aquí. O sea que estar aquí y ver que puedo pelear por meterme en una final no ha sido un mal final de temporada", dijo tras su eliminación. Asenjo recordó que una lesión después de los Juegos del Mediterráneo la habían tenido semanas sin poder entrenar ni competir y había llegado a Berlín sin ritmo de competición.

"Este último mes no he competido y he sentido que me faltaba el ritmo de competición. En un campeonato así, con la presión y con tres tiros lo sientes más", explicó. "Pero no estoy del todo triste, es una marca que no está mal y el puesto tampoco está mal", agregó.

LIDIA PARADA Y ARANTZA MORENO, ELIMINADAS EN JABALINA

La coruñesa Lidia Parada, cuatro veces campeona de España de jabalina, y la guipuzcoana Arantza Moreno quedaron eliminadas en la ronda de clasificación con marcas respectivas de 58,08 y 56,33 metros. Arantza, de 23 años, debutante en unos Europeos y por segunda vez en la selección absoluta, terminó novena en el grupo A con un tiro de 56,33 metros. Se pedían 60,50 para entrar en la final o estar entre las doce mejores.

En el grupo B, Lidia Parada, de 25 años, empezó con un 58,08, la tercera mejor marca de su vida, luego hizo un nulo y acabó con 55,59. Por momentos acarició la final, pero en el último turno perdió dos posiciones y terminó decimocuarta en el sumario. Hace dos años, en Amsterdam, tampoco superó la primera criba. La final femenina no tendrá este viernes representación española.