Nani Roma abandona el Dakar por un traumatismo craneal

Nani Roma abandona el Dakar por un traumatismo craneal

Nani Roma (Mini) ha abandonado el Rally Dakar después del duro accidente que sufrió durante la tercera etapa, cuando su coche se metió en una zanja y dio varias vueltas de campana a 500 metros de la línea de meta.

"Nani Roma no participará en la etapa 4 después de su accidente de ayer. ¡Ánimo para la recuperación, Nani!", anunció la propia competición a través de su cuenta en Twitter (@dakar).

Tras el incidente de la etapa del domingo, el catalán, ganador del 'raid' en motos en 2004 y en coches en 2014, iba remontando posiciones -inició desde la duodécima posición y en el penúltimo punto de cronometraje marcaba el cuarto mejor tiempo-. A pesar del golpe, Roma pudo reanudar la marcha y cruzar la línea de meta en el decimosexto puesto, conservando la décima plaza de la clasificación general.

Posteriormente, los médicos de la organización le apreciaron un leve traumatismo craneal y siguiendo el protocolo de la carrera le evacuaron en helicóptero a la Clínica Angloamericana de Lima para realizarle las pruebas oportunas. Su copiloto, Álex Haro, no sufrió daños físicos.

LA MUJER DE NANI ROMA: “SE QUEDO INSCONSCIENTE CON EL PIE EN EL ACELERADOR”

La mujer de Nani Roma ha hablado para Marca explicando cómo fue el accidente de su marido a pocos metros de llegar a la meta: "El copiloto me ha contado cómo ha sido. Justo llegando al final, a 400 metros de la meta, había un escalón fuerte que no estaba pintado en el roadbook como peligro y se han dado un golpe. El problema es que al darse el golpe, Nani se ha quedado inconsciente, se le ha quedado el pie en el acelerador y ahí ha sido cuando han volcado. Al quedarse inconsciente no ha podido hacer nada".

Afirma que el piloto se encuentra consciente y que puede caminar: "La suerte es que he estado con él y lo he visto antes de que se lo llevara el helicóptero. Al menos, si lo ves físicamente y ves cómo está, te quedas más tranquila. Estaba muy contusionado, le dolía mucho la espalda y, como había perdido el conocimiento, estaba un poco desubicado. Ahora me han dicho los médicos que le van a hacer un escaner y unas placas para ver que no haya nada roto y todo esté bien. Está en el hospital, está consciente y puede caminar, aunque le duele todo mucho".