NBA: Noah, elegido 'Mejor Jugador Defensivo' del año

Joakim Noah
Joakim Noah |Telemadrid

El pívot francés de Chicago Bulls, Joakim Noah, fue elegido este lunes como 'Mejor Jugador Defensivo' de la temporada en la NBA, distinción en la que releva al español Marc Gasol (Memphis Grizzlies), ganador el año pasado.

Noah, primer jugador de la franquicia en lograr este premio desde que lo lograse en 1987-88 el mítico Michael Jordan, recibió 555 de los 1.225 puntos posibles por parte de un panel de perdiodistas estadounidenses t canadienses. De este modo, ganó sin paliativos por delante de Roy Hibbert, de Indiana Pacers y que consiguió 166 puntos, y de DeAndre Jordan, de Los Angeles Clippers y que se quedó en 121.

El hijo de Yannick Noah está firmando una gran campaña, donde ha disputado 80 de los 82 partidos de la Fase Regular, acabando el sexto en rebotes (11,3 por partido), el duodécimo en tapones (1,51) y con 1.24 robos por partido. Ha sido uno de los tres jugadores, junto a Andre Drummond (Pistons) y Anthony Davis (Pelicans) en promediar al menos 10 rebotes, 1,5 tapones y 1,2 robos.

ADELMAN SE RETIRA; WOODSON Y CORBIN, DESPEDIDOS

Jornada de malas noticias para el mundo de los entrenadores de la NBA que vieron como en un solo día, el veterano Rick Adelman decía adiós a la competición tras 23 años de carrera, mientras que Mike Woodson y Tyrone Corbin recibían el "adiós" por parte de los Knicks de Nueva York y los Jazz de Utah, respectivamente, que no querían más sus servicios.

Todo un mundo separa al currículum de Adelman con lo conseguido por Woodson y Corbin dentro de la NBA después que el primero fue un completo "innovador" y maestro con los jugadores que dirigió, a diferencia de los dos despedidos, que hasta el momento ni tienen un estilo propio de juego definido ni tampoco a que escuela pertenecen.

Adelman cumplió con su último año de contrato que tenía al frente de los Timberwolves de Minnesota y asumió como gran profesional que no pudo conseguir el objetivo que se estableció, y que no era otro que llevar al equipo, donde esta el base español Ricky Rubio y el ala-pivote Kevin Love, a la fase final de la Conferencia Oeste.

WOODSON ABANDONA NUEVA YORK

Por su parte Woodson, que llegó a Nueva York con la ilusión de conseguir la reconstrucción de los Knicks y salió por la puerta de atrás que le señaló el nuevo presidente de operaciones y hombre fuerte de la franquicia Phil Jackson, el mismo que ganaba títulos con los Lakers sin crear ningún estilo de juego, mientras que Adelman le daba lecciones de baloncesto.

Ahora Jackson después de haber ganado 11 títulos como entrenador de los Bulls y los Lakers a base de estrellas, quiere aplicar la misma receta a nivel de directivo y aunque tratará de conseguir al mejor entrenador que pueda o al que considere que es el más adecuado a su proyecto lo primero que debe hacer es fichar buenos jugadores.

Woodson después de algo más de dos años al frente de los Knicks, no pudo triunfar en Nueva York como tampoco lo hizo con los Hawks de Atlanta, donde también se quedó fuera cuando llegó el momento de consolidar el trabajo de la recta final de la reconstrucción.

El entrenador despedido de los Knicks logró una marca de 109-79, pero la de la pasada temporada fue perdedora (37-45) y le impidió al equipo estar en la fase final.

Mucho menos pudo conseguir Corbin al frente de los Jazz, que tras la salida de su mentor, el legendario Jerry Sloan, uno de los equipos más difíciles y complicados de ganar en la NBA pasaron a formar parte del grupo de los perdedores de la Conferencia Oeste, donde la pasada temporada fue el peor (25-57).

Corbin concluyó su andadura con los Jazz con una marca perdedora de 112-146, aunque en dos de sus tres temporadas al frente del equipo consiguió que fuese ganadora e inclusive en la del 2012 los llevó a la fase final, pero el equipo ha ido de más a menos y sin evolución, lo que al final le costó el puesto.