Multitud de aficionados apoyan al 'Lega' en un entrenamiento especial

El Leganés volvió al trabajo tras imponerse por 1-0 al Villarreal en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey y lo hizo arropado por unos quinientos aficionados en la Instalación Deportiva Butarque.

Tal como había anunciado el club, este no iba a ser un entrenamiento más ya que el mismo iba a servir para estrenar la grada que se ha levantado en el lugar donde se ejercitan los blanquiazules y porque había garantizadas varias sorpresas para quienes acudieran.

AGRADABLE JORNADA

Por este motivo los seguidores respondieron a la llamada y disfrutaron de una agradable jornada en la que pudieron interactuar con varios futbolistas y, en algunos casos, ser obsequiados con artículos de mercadotecnia del club.

Por lo que respecta a lo deportivo el atacante Nordin Amrabat, que marcó el tanto de la victoria en el duelo copero y se retiró con molestias, no pisó el verde. Sí lo hicieron los lesionados Darko Brasanac y Alexander Szymanowski, quienes se ejercitaron en solitario pero completaron algunos ejercicios junto al grupo.

La plantilla, que el domingo se mide a la Real Sociedad en el estadio de Butarque a partir de las 12.00 horas, retornará a la actividad durante la jornada previa a partir de las 10.30 horas de nuevo en la Instalación Deportiva Butarque.