Mourinho: "Mi mensaje al madridismo son dos palabras: somos líderes"

Mourinho: "Mi mensaje al madridismo son dos palabras: somos líderes"

José Mourinho, técnico del Real Madrid, lanzó un discurso constructivo tras la derrota en el clásico liguero ante el Barcelona, y aseguró que su "mensaje al madridismo son dos palabras: somos líderes". "No tenemos un sentimiento de inferioridad porque tienen los mismos puntos que nosotros con un partido más", aseguró en rueda de prensa en la ciudad deportiva de Valdebebas.

"Como todos los deportistas si ganas estas más feliz y si pierdes lo estas menos, pero hay las mismas ganas de trabajar y jugar. No cambio mi posición por ningún equipo de Europa", añadió.

Reflexionó Mourinho sobre la repercusión que tiene en el Real Madrid cada derrota. Descartando que sea el fin del mundo y apostando por un equilibrio, ya que explicó está en una situación que no cambiaría con nadie.

"Si el mundo está cerca de acabar no es aquí ni por nosotros. Ni ganado para estar a seis puntos, ni perdiendo para estar igual de puntos, nos haría perder nuestro equilibrio y tranquilidad. La gente del deporte sabe que ganar te hace más feliz y perder menos, pero una cosa es la felicidad y otra perder el equilibrio".

"No cambiaría nuestra situación con nadie. Somos el mejor equipo de la fase de grupos de toda la historia de la Champions. En Liga nadie tiene más puntos que nosotros. Miro para arriba y no veo a nadie. Tenemos un partido menos. Y en Copa somos uno de los 32 con opciones al título", agregó.

En vez de hacer un análisis de aspectos negativos del clásico, Mourinho optó por el lado positivo. Preguntado por la motivación tras la derrota, recordó el récord de quince victorias consecutivas. "Mi motivación después de tener el honor de que mi nombre está al lado del de Miguel Muñoz, uno de los entrenadores más grandes de la historia del club, está a tope. Somos los dos entrenadores con quince victorias consecutivas. Récord de Champions y líder de Liga si puntuamos el sábado", manifestó.

Parte de la afición del Santiago Bernabéu silbó a Cristiano Ronaldo el pasado sábado. Mourinho asegura que no lo escuchó y descarta que le afecte al jugador. "No se ha escuchado y no es un problema. Le ha afectado como a todos perder un partido, pero no pierde nunca su equilibrio emocional. Es normal que esté hoy más triste que hace quince días, pero no veo ningún tipo de drama en su situación".

Tampoco siente el técnico portugués un cambio en el comportamiento de la afición madridista. "No lo veo. Tampoco tengo tiempo, ni es mi trabajo. Lo mío es mejorar para intentar ganar el próximo partido". "A lo mejor es consecuencia de la dimensión de la historia de un club tan grande, con tantos éxitos y títulos. Por eso cada derrota es un gran problema. Prefiero perder el ultimo partido y ser líder. Tener posibilidad el sábado de ser líder en solitario", concluyó

CHARLA CON LOS JUGADORES

El técnico del Real Madrid, trasladó del vestuario al campo principal de entrenamiento en la ciudad deportiva de Valdebebas, la charla con sus futbolistas con la que los recibió tras un día libre para olvidar el varapalo de un nuevo clásico perdido ante el Barcelona.

De espaldas a las cámaras de los medios de comunicación, que tuvieron acceso al primer cuarto de hora del entrenamiento, Mourinho, rodeado por sus jugadores en el centro del campo, se dirigió a ellos en una charla de cinco minutos.

Las caras serias de los futbolistas del Real Madrid mostró el sentimiento que siguen teniendo tras perder 1-3 en el Santiago Bernabéu ante el eterno rival, el Barcelona.

El entrenamiento comenzó con varias titulares sin entrenar con el grupo. Iker Casillas, Fabio Coentrao, Pepe, 'Lass' Diarra, Xabi Alonso, Ángel Di Maria y Karim Benzema estuvieron al margen y son los jugadores que pueden recibir descanso en Copa del Rey ante la Ponferradina.