Mourinho: "No existe un problema ni una guerra con Toril"

José Mourinho, técnico del Real Madrid, aseguró que su relación con el entrenador del Castilla, Alberto Toril, es "normal" y que "no existe un problema ni una guerra" entre ambos, aunque lamentó que tengan distintos criterios deportivos.

La demarcación de Nacho Fernández, jugador con ficha del primer equipo, lateral para Mourinho pero que juega como central con Toril, ha abierto un cruce de declaraciones entre los dos técnicos madridistas. Mourinho, al ser preguntado al respecto, subrayó que él es "mánager general del primer equipo" y que Toril tiene su "autonomía". "Tenemos una relación normal. Yo hago mi trabajo en el primer equipo, él hace el suyo en el segundo. Tengo tres jugadores que él puede utilizar cuando quiera y yo pueda dejarlos bajar. Es positivo para los dos. Él tiene la posibilidad de tener a tres de buen nivel como Jesús, Nacho y Morata, y para mí es positivo que ellos jueguen en el Castilla", explicó.

Mourinho, sin embargo, destacó que en el filial no se utilizan los mismos sistemas de juego que en el primer equipo. "Él tiene su autonomía y me parece bien que la tenga, pero nosotros jugamos un sistema diferente a ellos, que tienen un modelo de juego distinto".

"Hay jugadores que juegan en el Castilla en posiciones que no existen en el primer equipo, como la posición nueve y medio de Jesé, porque no jugamos en 4-4-2. Hay pocos puntos de contacto en el modo de jugar y en ese sentido los chicos son un poquito perjudicados", añadió.

El técnico portugués aclaró que respeta las decisiones de Toril y que ya le ha dicho a la cara lo que piensa antes de hacerlo público en sus ruedas de prensa. "Yo no digo nada a la prensa que no haya dicho internamente. No lo hago con mis jugadores ni en otros temas. Toril sabe todo lo que he hablado con vosotros", afirmó.

"Sabe que conmigo Nacho nunca será central, pero él tiene su autonomía y yo la respeto. Él tiene que decidir si es más importante terminar cuarto o décimo o ayudar a la progresión de un jugador en una posición que el entrenador del primer equipo considera fundamental. No existe un problema, ni guerra, ni nada", sentenció.