Montmeló confirma que el Mundial es cosa de tres

Pedrosa, Márquez y Lorenzo
Pedrosa, Márquez y Lorenzo |Telemadrid

Era algo que ya se intuía, pero que el Gran Premio de Cataluña confirmó. Si no cambian mucho las cosas, el Mundial de MotoGP se lo jugarán tres pilotos españoles: el vigente campeón, Jorge Lorenzo, el eterno aspirante, Dani Pedrosa, y el novato que viene pisando fuerte, Marc Márquez.

Entre los tres se reparten los seis Grandes Premios que se llevan disputados de campeonato: Losial, Mugello y Montmeló para Lorenzo, Jerez y Le Mans para Pedrosa y Austin para Márquez. Además, entre los tres suman ya quince podios.

Solo el británico Cal Crutchlow (Le Mans y Mugello) y el italiano Valentino Rossi (Losail) han compartido cajón esta temporada con los tres españoles.

Pedrosa y Márquez son compañeros de equipo (Repsol Honda) y su moto es la más rápida del Mundial. La Yamaha oficial de Lorenzo, en cambio, es la que tiene mejor ritmo de carrera.

El mallorquín salía ayer desde la tercera posición de la parrilla y en condiciones de intenso calor dominó la carrera de principio a fin. Nadie es tan constante como él.

VALENTINO NO ALCANZA A LOS ESPAÑOLES

Solo las Hondas de Dani, aun líder del Mundial con siete puntos de ventaja sobre Lorenzo, y Marc pueden seguir su estela a día de hoy. Valentino sigue sin acercarse si quiera al nivel que le hizo heptacampeón mundial y Crutchlow, la gran revelación de la temporada, es demasiado irregular.

Ayer la Yahama satélite del británico acabó por los suelos a veinte vueltas para el final, y eso que durante los entrenamientos libres y la calificación había demostrado ir muy rápido en el trazado barcelonés.

Rossi acabó cuarto, pero porque se quedó sin competencia en el grupo perseguidor, después de que todos sus posibles rivales (Cruthlow, Hayden, Bautista) acabaron besando el asfalto antes del ecuador de la prueba.

En Moto3 el título también es cosa de tres españoles y de tres KTM: Luis Salom (vencedor en Catar, en Italia y en Cataluña), Maverick Viñales (ganador en los Grandes Premios de España y de Francia) y Àlex Rins (que se adjudicó el GP de las Américas).

Salom y Viñales han subido al podio en todas las carreras y Rins solo falló en Jerez. Los tres ya superan la barrera de los cien puntos en la clasificación y, detrás de ellos, el abismo. Porque el alemán Jonas Folger, que podría ser el cuarto en discordia, ni siquiera pudo correr ayer por una fractura en la muñeca.

Salom, Viñales y Rins volvieron a jugarse la victoria ayer en Montmeló. Se la llevó el primero, que hizo un fin de semana perfecto, aunque Rins estuvo intentándolo hasta el final.

El tercer puesto de Viñales, que ha perdido el liderato del Mundial en favor de Salom, también sabe a gloria después de una dura calificación, con un caída y una rotura de motor durante la jornada del sábado.

Algo más de emoción parece que tendrá Moto2, donde las Kalex sigue dominado la competición. Pol Espargaró (Tuenti HP 40), que a principio de temporada era el claro favorito al título, resucitó ayer en el circuito de su casa, donde nunca había ganado, y recortó doce puntos al líder indiscutible de la categoría, el británico Scott Redding, que solo pudo ser cuarto.

Con una docena de carreras por disputarse, Espargaró, que no había subido a lo alto del podio desde el primer Gran Premio en Catar y no puntuó en Austin y Le Mans, tiene tiempo de sobras para dar caza a Redding, del que aun le separan 35 puntos.

El compañero de equipo de Espargaró, Tito Rabat, segundo en Barcelona, es ahora el tercero en discordia, pues Nico Terol, que ayer acabó decimosexto en un fin de semana para olvidar, ha descendido hasta la sexta posición de la general.