Míchel: "Tengo la sensación es que voy a acabar la temporada en el Rayo"

Míchel
Míchel

Míchel, entrenador del Rayo Vallecano, dijo estar "fuerte" para afrontar el partido de esta jornada frente al FC Barcelona y se mostró convencido en que va a acabar la temporada en el banquillo del equipo madrileño porque se considera "el mejor para sacar esto adelante".

El Rayo Vallecano afronta el partido frente al Barcelona en una delicada situación por su puesto en descenso con 23 puntos tras encadenar cinco derrotas consecutivas.

"Con toda la energía del mundo"

"Estamos con muchas ganas y con mucha ilusión para afrontar un partido de máxima dificultad en el campo del líder. Tengo la sensación de que vamos a hacer un buen partido y ser muy competitivos, que es lo que nos puede llevar a conseguir el objetivo de la salvación", dijo Míchel, en conferencia de prensa.

Pese a la delicada situación deportiva de su equipo y suya propia, cuestionado por los resultados, Míchel dijo sentirse "con toda la energía del mundo".

"A pesar de tener una racha negativa, el jugador me da esperanzas. Lo que no está en mi mano no lo puedo controlar. El tiempo pone a cada uno en su sitio y la sensación es que voy a acabar la temporada aquí", confesó el técnico del Rayo Vallecano.

"El club no me ha dicho que estoy en dificultades"

"El club no me ha dicho que estoy en dificultades. Lo que pienso es que necesitamos la unidad de todos y que Vallecas se crea que vamos a salvarnos. Se ha demostrado que se puede generar un ambiente para que el jugador no corra, sino que vuele. El equipo tiene que vaciarse y tener ayuda de todo el mundo", comentó.

"Yo me siento fuerte y me siento capacitado. Creo que soy el mejor para sacar esto adelante. Los resultados marcan el devenir de un entrenador, pero a veces lo natural no forma parte de esto y en Vallecas somos diferentes", confesó.

Julio Velázquez es el elegido por el Rayo

Durante la semana han comenzado a sonar nombres de posibles entrenadores del Rayo, pero desde el club transmiten confianza en Míchel y solo una derrota más, acompañada de mal juego, podría provocar su cese.

"A mi la directiva no me ha transmitido eso. Sé cual es mi trabajo y en qué condiciones estoy. Muero por mi trabajo, por mi día a día y no me desgasto porque no me puedo desgastar. Quedan doce finales y son muy importantes. Necesitamos a todo el mundo. Hay que ganar cinco partidos. La gente está muy enchufada y mi confianza es que voy a estar en el banquillo", concluyó Míchel.