Marta Domínguez fue totalmente ignorada en la Gala de la Federación Española

En los vídeos que se proyectaron no se vio ni una sola imagen de la subcampeona europea de 3.000 metros obstáculos. Tampoco de José Luis Blanco, bronce en la misma distancia, pero lo de éste era normal: ha sido sancionado y se le ha quitado esa medalla continental, porque dio positivo con EPO tras el Campeonato de España, de cuyo título ha sido también desposeído.

Pero el caso de Marta es distinto, porque no ha dado positivo ni está oficialmente sancionada. La razón argumentada por la Federación Española es que "está imputada judicialmente". Por un lado hay quien defiende extraoficialmente que "todo va a quedar en nada", pero por otro lado se destierra a la atleta de la Gala. Lo que quiere decir que algo hay.

En cuanto a Nuria Fernández, que sólo ha declarado como testigo, ya sabéis cuáles han sido las razones por las que no recogió su premio a mejor atleta española de 2010. En su caso sí se exhibieron generosamente vídeos con su victoria. Lo que sucede es que un grupo de atletas presionó en la Federación para que ella no estuviese en la Gala. La situación no es nueva, porque ya habían hecho saber en otras ocasiones, discretamente, que no les apetecía aparecer en público a su lado, como sucedió en la presentación de la San Silvestre Vallecana.

Mejores atletas del año: Arturo Casado y Nuria Fernández.

Finalistas: Jesús España, Chema Martínez, Natalia Rodríguez y Ruth Beitia. No estuvo presente Chema, que en la mañana del domingo iba a correr en Itálica.

Mejor entrenador: Arturo Martín (técnico de Arturo Casado).

Mejores atletas júniors: Eusebio Cáceres y Estefanía Tobal.

Mejores atletas promesas: Kevin López y Julia Takacs.

Mejores clubes: Playas de Castellón (hombres y conjunto) y Valencia Terra i Mar (mujeres).

Premio Especial del COE: José García Grossocordon.

Premio de la Asociación Europea: Luis Miguel Landa.

Odriozola niega que el atletismo español "esté podrido"

El presidente de la Federación Española, José María Odriozola, negó hoy ante la asamblea que el atletismo español "esté podrido" y aportó estadísticas sobre controles de dopaje que arrojan porcentajes de positivos de entre un 0,12 y un 0,7 anuales.

"Como se ha hablado de que todo el atletismo español está podrido", dijo, "ahí están las estadísticas de positivos, que revelan que desde hace años sólo suponen entre el 0,12 y el 0,7 por ciento. En 2006, por ejemplo, no hubo ni uno solo, y el año que más fue en 2004, con ocho, muchos de ellos en carreras populares".

En su informe ante la asamblea, reunida en la sede del Comité Olímpico Español (COE), Odriozola recordó que, a propuesta suya, cuando era vicepresidente con Juan Manuel de Hoz, se creó en 1988 el Comité Antidopaje de la Federación.

"Es un coste importante, porque un control de dopaje normal le cuesta a la Federación Española 200 euros y el coste de uno de EPO se eleva a 550", precisó.

La Junta de Gobierno de la Federación instó hoy "a las autoridades y organismos competentes" para que modifiquen la normativa a fin de elevar a cuatro años las sanciones por dopaje y pondrá en marcha el pasaporte biológico, ya implantado en el ciclismo.

La medida responde a las investigaciones en curso sobre la Operación Galgo, trama de dopaje en la que figuran como imputados atletas como Marta Domínguez y Alberto García, y entrenadores como Manuel Pascua y César Pérez, así como el médico Eufemiano Fuentes.