Marquez: "Los últimos errores me hacen valorar más el título"

Marc Márquez (Repsol Honda) ha asegurado tras reeditar su título de campeón del mundo de MotoGP en el Gran Premio de Japón que "los errores en estas últimas carreras" le han servido para "valorar más haber ganado el Mundial", fallos que ha achacado a un "exceso de confianza" por la ventaja que tenía en la clasificación.

"La verdad es que los errores en estas últimas carreras me han hecho valorar más haber ganado el Mundial, porque la primera parte de la temporada fue muy buena, pero parecía que no quería llegar. He cometido algún fallo, quizás provocado por un exceso de confianza al saber que disponía de un margen importante", aseguró Márquez en una entrevista facilitada por su equipo.

MÁS RIESGOS DE LO NORMAL

El de Cervera añadió que su arrasador comienzo de campeonato le ha "permitido el lujo de poder arriesgar un poco más de lo normal", por lo que la consecución del título se ha alargado algo más de lo esperado, aunque para él "también es muy bonito" el hecho de que "al final ha sido en casa de Honda".

"Este último título es para dar las gracias a Honda, que me dejó traer a toda mi gente, mi equipo, y ha hecho que el ambiente en el 'box' fuese genial", prosiguió el ilerdense al respecto.

Además, el piloto español aseguró que "evidentemente cada título es especial" y repasó uno por uno los cuatro logrados en su carrera hasta la fecha, destacando sobre todo el logrado en 125cc "que es el primero y eso siempre hace mucha ilusión", recordando que "tuvo que ser en la última carrera", mientras que sobre el de Moto2, no olvida que hubo "un puntito de rabia, por lo que había pasado el año anterior, con una lesión que duró cinco meses".

"El primer año de MotoGP fue una gran sorpresa, este sería el titular" admitió sobre el título de la pasada temporada, respecto al que ha intentado "mejorar en todos los aspectos", logrando sobre todo una mejor adaptación "al paquete 'moto-piloto'" debido al desarrollo de un chasis que considera que le ha "ayudado" a centrarse "en mejorar el pilotaje, y no tanto en la propia moto" a lo largo del campeonato.

Márquez se refirió a los records que va conquistando. "Creo que no me doy cuenta de ello. Lo más importante es que estoy disfrutando del momento, porque nunca sabes qué pasará el día de mañana. Hemos conseguido el título y se tiene que celebrar, como hacemos con cada victoria. Es muy bonito compartirlo con el equipo", indicó sobre la precocidad que acompaña a su cuarto título en cinco años.

"HAY QUE DEJAR TRANQUILO A ÁLEX"

Con todavía tres carreras por disputarse en Australia, Malasia y Valencia, el catalán las afronta "con la mentalidad de disfrutar" y "saborear" cada una, mientras que los demás tendrán que dar "el máximo" debido a que continúa en juego el subcampeonato entre su compañero Dani Pedrosa, y el dúo de Yamaha formado por Valentino Rossi y Jorge Lorenzo.

Ahora, para el 2015, tratará de no relajarse. "Sacas la motivación de todas partes, especialmente del hecho de haberlo hecho bien un año. Intentas mantener la misma línea, progresar, y el equipo también te empuja", aseveró sobre cómo mantener el hambre de cara a la temporada siguiente.

Finalmente, Márquez intentará ahora dar "todos los ánimos posibles" a su hermano Álex, que pelea en estos momentos por hacerse con el campeonato de Moto3 que lidera en estos momentos, algo que considera "una carga importante". "Será importante dejarle tranquilo, para que pueda gestionarlo bien, pero sé por experiencia que el campeonato es muy largo y en tres carreras puede pasar de todo", sentenció.

A POR EL PLENO ESPAÑOL

Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) firmó el primer título de la temporada 2014, el cuarto de su carrera deportiva y el segundo en la categoría de MotoGP, en un año en el que nuevamente se podría conseguir el pleno de campeones españoles, como ya sucedió el pasado año y en 2010.

Pero lo más importante es que al título de Marc Márquez le podría seguir en breve el de Esteve Tito Rabat (Kalex) en Moto2 y el de Alex Márquez (Estrella Galicia 0,0 Honda) en Moto3.

PLENO EN EL 2010

Ya en 2010 el propio Marc Márquez en 125 c.c., Toni Elías en Moto2 y Jorge Lorenzo en MotoGP lograron el título en todas las categorías, como el año pasado lo hicieron otra vez Marc Márquez en MotoGP, Pol Espargaró en Moto2 y Maverick Viñales en Moto3.

Marc Márquez supo templar en esta ocasión los nervios, si bien él mismo reconoció que al principio de la carrera le pudo la presión, para manejar la situación de la manera que más le interesaba y mientras Jorge Lorenzo demostró que se encuentra cada vez más fuerte, el piloto de Repsol supo dosificar su esfuerzo para lograr el principal objetivo en Japón: ser campeón del mundo.

Aunque no hizo una buena salida Marc Márquez se olvidó de la carrera y se centró en lo que debía, en Valentino Rossi y en su compañero en Repsol Honda, Dani Pedrosa, el primero en sucumbir al ataque del campeón, que después se tomó su tiempo para no cometer errores y dar buena cuenta nada menos que de todo un Rossi.

BUSCA MÁS VICTORIAS

Hecho esto el objetivo estaba cumplido y Márquez ni se molestó en intentar acercarse a Jorge Lorenzo; el título estaba en el bolsillo y eso era ayer domingo lo único importante.

Ahora, seguramente, Marc Márquez intentará "engordar" la lista de victorias de la temporada 2014, en la que por ahora cuenta con once triunfos. Con uno más igualaría a los australianos Mick Doohan (12 en 1997) y Casey Stoner (12 en 2011).

En el caso de Tito Rabat también le pudo la presión de verse cada vez más cerca del título mundial y aunque mejoró notablemente con el paso de las vueltas, en el trazado de Motegi no se vio la mejor versión del líder de la categoría intermedia, que vio como por delante se marchaba camino de su primera victoria de la temporada el suizo Thomas Luthi (Suter) y Maverick Viñales (Kalex) no era capaz de alcanzarlo.

El pequeño mano a mano entre Viñales y Rabat se resolvió a favor del primero, merced en gran medida a la actitud conservadora del líder de Moto2, que cuenta con 38 puntos de ventaja y podría ser campeón la semana que viene en Australia si logra la victoria y su más directo rival, el finlandés Mika Kallio, no pasa de la cuarta plaza, o lo que es lo mismo, si suma doce puntos más que su rival.

Mucho más convencido se mostró de sus posibilidades Alex Márquez (Estrella Galicia 0,0 Honda) en la prueba de Moto3 pues no se arredró frente a sus rivales en ningún momento y el error que tanto Jack Miller (KTM) como Danny Kent (Husqvarna) protagonizaron en la vuelta final lo supo aprovechar al máximo para incrementar su ventaja en la tabla provisional del campeonato.

Márquez, como su hermano mayor, demostró una gran habilidad y picardía para sacar el máximo partido de sus rivales por el título cuando estos se enzarzaron en la pelea por la victoria y cometieron un error que le dejó en bandeja el triunfo a su oponente, ahora mucho más cerca de la posibilidad de ser campeón del mundo en la más pequeña de las categorías, como ya lo hiciera su hermano en 2010. E