Márquez sale de Jerez reforzado

Marc Márquez
Marc Márquez |Telemadrid

Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) se marchó del Gran Premio de España de MotoGP, que ganó con autoridad, reforzado en su liderato por varios motivos muy distintos pero todos igual de positivos para él.

Que Márquez era uno de los principales candidatos a la victoria en el nuevo circuito de Jerez Ángel Nieto, no lo dudaba nadie, aunque en los entrenamientos se viese relegado a una "discreta" quinta posición, pero que a todo ello se sumase el "desastre" en el que se vieron involucrados Andrea Dovizioso, Jorge Lorenzo y su propio compañero de equipo Dani Pedrosa, no era algo que pudiese estar en los planes del vigente campeón del mundo de MotoGP.

BAJO REDIMIENTO DE LAS YAMAHA

Como tampoco el bajo rendimiento de las Yamaha oficiales, que dejaron al descubierto, más que nunca y a pesar de la quinta plaza de Valentino Rossi y la séptima de Maverick Viñales, que sus motos no se encuentran, ni por asomo, al nivel de las de sus rivales, entre los que vuelve a destacar, con una "Yamaha vieja", el francés Johann Zarco.

Ni Rossi ni Viñales pudieron en ningún momento pelear por las posiciones de podio, incluso se las vieron y desearon para batir a rivales que habitualmente están tras ellos, pero si algo quedó claro en el circuito de Jerez Ángel Nieto es que cuando suben las temperaturas ellos bajan su rendimiento.

Ese no es el caso de Johann Zarco, quien continúa sin ganar una carrera de MotoGP, pero lo sigue intentando con dos segundas posiciones en lo que va de temporada, Argentina y España, lo que deja claro que sigue habiendo algo en las Yamaha que no es del agrado de Rossi y Viñales pero que "encanta" a Zarco, que llegó a la cita española con la confirmación de su fichaje por KTM como piloto oficial para las temporadas de 2019 y 2020.

ROSSI Y VIÑALES

Tanto Rossi como Viñales van a tener que emplearse a fondo, junto con sus técnicos e ingenieros, para solventar una situación que podría propiciar que sus "enemigos directos" de Ducati y Repsol Honda les dejen en una situación de auténtico riesgo, puesto que ni Dovizioso ni Lorenzo han renovado todavía sus contratos para la próxima temporada.

Al margen de esta situación se encuentra Marc Márquez, quien tras sus victorias consecutivas de Austin y Jerez, en donde no ganaba desde 2014, vuelve a refrendar la evolución 2018 de la Repsol Honda RC 213 V.

Esta vez sí, los ingenieros de Honda han acertado con la misma, con la evolución del prototipo de 2017 al de 2018 y el piloto de Repsol Honda no hace más que recordarlo henchido de satisfacción y de la mejor manera que sabe hacerlo, ganando, lo que podría desembocar en otra "cruda racha" para sus rivales de victorias consecutivas del de Cervera.

ZARCO, PERSEVERANTE

El francés Johann Zarco es quien persevera en sus ganas de conseguir la victoria, su primer triunfo en MotoGP, para el que desde luego está haciendo méritos pues no en vano es segundo en la clasificación provisional del mundial, por delante de Maverick Viñales, quien apenas tiene una segunda plaza como mejor resultado, pero es tercero en el campeonato a veinte puntos de Márquez.

El strike de Dovizioso, Lorenzo y Pedrosa en el circuito de Jerez Ángel Nieto, les ha puesto a los tres en una posición complicada, pues todos ellos continúan sin renovar con sus respectivos equipos y necesitan "encandilar" a los jefes con un rendimiento excepcional y un resultado al mismo nivel para terminar de definir posturas.

El accidente en España no les ha venido nada bien a ninguno de ellos, independiente de la asunción de responsabilidades por cada uno de ellos en un percance que, como era lógico, por mucho que otros piensen de distinta manera, no fue más que el tan manido "lance de carrera".