Marco Simoncelli muere tras su grave caída en Malasia

El piloto italiano Marco Simoncelli (Honda RC 212 V) ha muerto a las 08:56 GMT en la clínica del circuito de Sepang (Malasia) como consecuencia de la graves lesiones sufridas que se produjo tras el impacto contra la moto del estadounidense Colin Edwards.

Simoncelli, de 24 años de edad, ha sufrido la caída cuando se disputaba la segunda vuelta y en la misma perdió el casco protector.

Los médicos de la clínica del circuito de Sepang, que habitualmente atienden a todos los pilotos en los grandes premios del Mundial de motociclismo y encabezados por el italiano Michele Macchiagodena, director médico, explicaron en una breve conferencia de prensa que trataron de reanimar a Marco Simoncelli durante 45 minutos.

"Simoncelli entró en parada cardiorrespiratoria como consecuencia del fuerte impacto que recibió en la cabeza, cuello y pecho, por lo que se procedió a su intubación y a la realización de maniobras de recuperación durante más de cuarenta y cinco minutos, pero todas ellas resultaron vanas y a las 16.56 (08.56 gmt) horas se declaró oficialmente muerto al piloto", explicó Macchiagodena.

Apenas hubo palabras en la conferencia salvo para explicar las causas del fallecimiento del piloto, además de explicar que el estadounidense Colin Edwards, involucrado en el accidente, había sufrido una fractura de hombro que ya se había reducido y se encontraba sedado en la clínica del circuito.

Junto a Macchiagodena estuvieron en la sala de conferencias el director de carrera de la organización, el español Javier Alonso, el delegado de seguridad, el italiano Franco Uncini, quien en su época de piloto sufrió un accidente parecido, el presidente de la comisión de seguridad, el belga Claude Denis, y director de carrera, el británico Paul Butler. La organización del campeonato del mundo de motociclismo ha comunicado a todos los equipos que se suspende la prueba de MotoGP del Gran Premio de Malasia de motociclismo.

REACCIONES

El piloto español Dani Pedrosa dijo, después del fallecimiento del italiano Marco Simoncelli como consecuencia de las graves lesiones tras una caída en la segunda vuelta de la carrera de MotoGP del Gran Premio de Malasia que, "a veces" se olvidan de lo "peligroso que es este deporte".

"Cuando sucede algo así, no hay nada que decir. Todo lo demás no es importante", comentó el piloto de Honda.

Pedrosa explicó que supo de la gravedad de la caída cuando vio al padre de Simoncelli. "Cuando le abracé....", señaló.

"Son cosas que no deberían suceder, pero esto es deporte y a veces nos olvidamos de lo peligroso que es", opinó.

Según Pedrosa, Simoncelli era "valiente, muy valiente".