2-1. Marcelo arregla la desidia del Real Madrid

Marcelo y Sergio Ramos
Marcelo y Sergio Ramos |Telemadrid

El Real Madrid jugó con fuego ante el Valencia, firmó un duelo marcado por la desidia de sus jugadores, más pendientes del encuentro ante el Atlético de Liga de Campeones, y ganó 2-1 con un tanto de Marcelo que iluminó una tarde peligrosa en la que el conjunto blanco salió con vida gracias a la épica.

El jugador brasileño arregló un problema que pudo ser gordo. El Real Madrid, hasta el minuto 83, ganaba 1-0 con un tanto de Cristiano, que emergió en medio de un duelo sin intensidad para adelantar a su equipo. Sin embargo, Parejo, de falta, empató a siete minutos del final y el Bernabéu tembló con un empate que despejó Marcelo.

EL VALENCIA, ATREVIDO

Voro alineó un once con nombres de ataque que, sin embargo, jugaron muy recogidos alrededor de Diego Alves pero con la idea de sorprender al Real Madrid en algún contragolpe o en cualquier error, como se demostró en los primeros segundos del choque, cuando Sergio Ramos no calculó bien un despeje y, Santi Mina, en un mano a mano, chocó primero con Keylor Navas y después con el palo.

Así salió al campo el equipo de Zidane, que tenía un dilema importante en su alineación. Son muchas las voces que piden el cese definitivo de la BBC (Bale, Benzema y Cristiano) y cambiarla por algo que podría denominarse la CIA (Cristiano, Isco y Asensio). El buen estado de forma de los dos últimos no ha pasado desapercibido para nadie y el cambio está en el aire.

Sin embargo, el técnico francés parece que reservó a ambos para el martes, cuando el Real Madrid recibirá al Atlético de Madrid en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones. Otra explicación aparte de esa, tal y cómo están jugando, tal vez sería difícil de entender.

JAMES POR BALE

El elegido para sustituir al lesionado Bale fue James Rodríguez. Benzema se mantuvo en su sitio aguantando la presión del llamado "equipo B" blanco y el balón echó a rodar con ese primer susto que propinó Santi Mina solventado por Keylor Navas.

En los primeros 45 minutos, el Real Madrid mostró algún brote verde, sobre todo en las botas de Luka Modric, que después de un par de meses casi desaparecido parece que vuelve a su ser poco a poco. Un buen Modric en el momento cumbre del curso es importantísimo para el equipo de Zidane. Pero también sobresalió Carvajal, inmenso por la banda derecha.

Sin embargo, Benzema no está bien. Como siempre, sigue intermitente y ahora parece que se ha levantado con el pie izquierdo. Salvo algún detalle en el segundo acto, apenas aportó nada. Pero tampoco brilló James, que tenía una oportunidad de dar un golpe encima de la mesa y acabó sustituido por Asensio sin pena ni gloria.

cristiano_ronaldo2904.jpg
cristiano_ronaldo2904.jpg