Marc, sobre Alex Márquez: "Ya tiene nombre, ahora se tiene que ganar MotoGP

Marc y Alex Márquez
Marc y Alex Márquez |Telemadrid

El doble campeón del mundo de MotoGP Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) ha cumplido con una serie de compromisos con sus patrocinadores personales en Madrid, sin que ello le haya quitado tiempo para charlar de múltiples asuntos, aunque con el título de Moto3 de su hermano Alex todavía muy fresco.

"Álex ya tiene un nombre, ya no es el hermano de Marc Márquez, es el campeón del mundo de Moto3, pero todavía tiene un largo camino por delante para llegar a MotoGP como muchos hablan, se tiene que ganar su paso a la categoría reina y para ello yo creo que al menos debe crecer como piloto durante un par de años en Moto2", aseguró Marc Márquez a EFE.

"SIGUE TODO IGUAL"

"Esta claro que todo ayuda, que tu hermano ya sea piloto ayuda, entrenas junto, vas con la misma filosofía y al ser él campeón del mundo, sobre todo muy contento por él, pues se ha hecho un nombre, ya se ha hecho un hueco y para él es importante y ahora el tirón se tiene que aprovechar", indicó de su hermano Alex.

"Sigue todo igual, los dos juntos siempre, de momento estamos en categorías diferentes" sonríe Márquez al hablar de su hermano, para agregar que "será siempre igual pues al final somos hermanos y cuando gano yo gana él y cuando gana él gano yo, así que al final será importante mantener el mismo estilo", señaló.

"Su objetivo para la próxima temporada es otro, no es luchar por el título, pero si que se tiene que mantener con la misma complicidad entre ambos", reconoció el piloto de Repsol Honda.

Al preguntarle sobre el posible paralelismo entre las carreras deportivas de ambos, Marc Márquez sonrío nuevamente y negó que existiese. "No hay que ponerle más presión de la que tiene ya tiene bastantes miradas por el hecho de ser campeón y yo creo que al final en Moto2 lo suyo es mínimo estar dos años o tres, pues curte mucho y te enseña y a MotoGP hay que pasar preparado física y mentalmente ya que sino se te acumula el trabajo".

LA NUEVA MOTO

A la hora de hablar de las pruebas que ha hecho con la moto de la próxima temporada, el doble campeón del mundo afirmó: "desde un punto de vista global, de todo, de momento me quedo con la 2014, pero si que en la 2015 hemos visto puntos positivos en circuitos como Brno iba bien pero en trazados como Valencia nos costaba un poco más".

"Los puntos positivos han estado más en la parte delantera, en la entrada a curva, mitad de la curva pero quizás los puntos negativos son todavía el carácter del motor, que no me acaba de gustar, esto no quiere decir que corra menos, pero el carácter es diferente y por el estilo de conducción mío no me acaba de gustar y luego, también, la parte trasera, que en general me gusta más la 2014 que la 2015", comentó sobre el rendimiento de su nueva Repsol Honda RC 213 V.

No obstante, en Valencia se pudo apreciar que la nueva moto corría mucho, aunque Marc Márquez le restó importancia. "Corría, bueno, al final corría dos o tres kilómetros por hora más de punta pero de aceleración era un poco lo mismo, que es en donde nosotros quizás perdemos más, si que el carácter de la moto ahora es más rápido, pero no demasiado, porque nosotros siempre queremos más...", sonrío el campeón del mundo de MotoGP.

El principal inconveniente de la moto nueva Marc Márquez lo centra en la entrega de potencia. "No nos acaba de gustar, hace la moto muy nerviosa y Pedrosa creo que también hizo la misma valoración pero a mi no me acabó de gustar, aunque con la electrónica y todo eso se puede mejorar".