Manzano con su continuidad en el aire tras la derrota ante el Espanyol

Manzano con su continuidad en el aire tras la derrota ante el Espanyol
Manzano con su continuidad en el aire tras la derrota ante el Espanyol

La plantilla del Atlético de Madrid retomó este lunes los entrenamientos con la continuidad de Gregorio Manzano en el aire, después de la derrota de este domingo frente al Espanyol (4-2), la sexta en quince encuentros de esta temporada de Liga, en la que el equipo rojiblanco ha sumado 19 de 45 puntos. Ese tropiezo, con tres goles en contra en 19 minutos y que prolongó la pésima trayectoria del equipo a domicilio, una vez que sólo ha logrado un punto de los 18 disputados fuera de casa, unido al 2-1 del pasado jueves en la Copa del Rey ante el Albacete, han dejado al técnico en una situación comprometida en el banquillo.

El Atlético es décimo en la clasificación, a diez puntos de las plazas de Liga de Campeones, después de cinco triunfos, cuatro empates y seis derrotas, en una trayectoria en la que contrasta su seguridad en el Vicente Calderón, donde está invicto, con su debilidad a domicilio, con cinco partidos perdidos y una igualada.

Hoy, Manzano, que charló con José Luis Pérez Caminero, director deportivo, durante unos minutos en la Ciudad Deportiva de Majadahonda antes del entrenamiento, dirigió la sesión de esta mañana con normalidad para comenzar la preparación del siguiente choque, el próximo jueves en la Liga Europa ante el Rennes francés.

El técnico dividió a la plantilla en dos grupos, como es habitual en el día después a los partidos. Por un lado, los titulares del encuentro ante el Espanyol hicieron un suave trabajo de recuperación mientras que por otro se ejercitaron los suplentes de ese duelo, que se entrenaron con más intensidad a las órdenes de Manzano.

NO HAY EXCUSAS

Gregorio Manzano, entrenador del Atlético de Madrid, confesó ayer que para su equipo "no hay excusas para encajar tres goles en veinte minutos, hemos desaprovechado una buena oportunidad para ascender en la clasificación" y que lo siente. El técnico, que declaró que no había explicación alguna para la derrota, ha confesado que su equipo está dolido por la abultada derrota: "Los jugadores están fastidiados. Habíamos analizado el partido con unas miras positivas, sabíamos lo que nos jugábamos en Barcelona, era un partido clave para nosotros, pero todo nuestro estudio previo se ha ido al garete".

Fuera de casa el Atlético ha sumado sólo un punto y Manzano se ha mostrado "preocupado" aunque no ha querido dramatizar por la situación. "Queda mucho por delante y nuestro estadio es nuestra fortaleza. Tenemos que hacer un análisis exhaustivo pero aún no hemos dado con la tecla a domicilio", ha apuntado.